Impulsan una campaña para “donar conectividad” a estudiantes del oeste platense

La Tinku es un bachillerato popular que funciona desde el 2o14 en la localidad de Abasto y forma parte del Movimiento 6mil. Asisten 110 estudiantes que tienen entre 18 y 60 años y están cursando sus estudios secundarios.

Desde sus inicios funciona en la sede de la Escuela Primaria N° 70 (Ruta 36 y 529) y hace unos meses abrieron una nueva sede de la escuela en el Centro Comunitario Barrio Nuevo (185 y 517).

Durante 2020 la comunidad educativa trabajó recuperando las estrategias que venían construyendo desde la educación popular, adaptándolas al nuevo contexto y generando nuevas. Ahora proponen, a partir de la solidaridad colectiva, crear un banco de datos móviles para que jóvenes y adultos puedan continuar sus procesos de aprendizaje.

Este 2021 había arrancado con encuentros presenciales y muchos cuidados: “Con la vuelta a la presencialidad la Escuela Popular Tinku volvió para organizarse. Un montón de sensaciones nos atravesaron el cuerpo y volvimos priorizando el cuidado colectivo: elegimos el aire libre y, aunque pagamos su costo con largas caminatas bajo el sol y clases suspendidas por la lluvia, volvimos al encuentro cara a cara para soñar otro mundo posible desde los territorios. Los pizarrones los sostuvimos con las manos y las sonrisas, un poco escondidas por los barbijos, las reconocimos en las miradas. Fue un mes de encuentros necesarios. Pero el intenso ritmo de contagios y las últimas medidas sanitarias nos convocan a volver a la virtualidad, esa virtualidad tan difícil que el año pasado puso de relieve muchas desigualdades en el ámbito educativo”.

Con la complejización del panorama sanitario en la ciudad la situación cambió y volvió a poner de manifiesto que el derecho a la conectividad es esencial. “El problema del acceso a la conectividad y la disponibilidad de los dispositivos en les adultes, que eligieron siempre ceder los celulares a sus hijes, signó las clases virtuales. Aún así, avanzamos con cuadernillos, llamadas, actividades por Whatsapp y muchas otras estrategias; pero luego de este mes en el que nos reencontramos con lo presencial, ya no queremos más perder el encuentro: el tiempo necesario para la duda, las preguntas y repreguntas, ese tiempito suspendido que le robamos al trabajo para estudiar y organizarnos, los debates calurosos, los problemas a resolver”.

¡Doná conectividad, para que no se quede nadie sin aprender!

Podés colaborar* con el Banco de Datos Móviles mediante transferencia bancaria BPBA / Cuenta DNI a:
Alias CORDON.CANTO.CATRE
CBU 0140999803200070907905
CUIL 20-35492382-4 (Agustin Castro)

* Montos sugeridos: 100 / 300 / 500 / 750 / 1000

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *