Cuando Cajade pensó otra vez “en Cajade”

129-LPRPara homenajear a su hermana de papel, que cumplió 13 años, La Pulseada Radio reunió a distintas generaciones de pulseadores. Recuerdos, actualidad y, sobre todo, futuro, de una revista que nació como “una locura”.

“Que un elefante ocupa mucho espacio lo sabemos todos”. Así comienza un memorable cuento de Elsa Bornemann que prohibió la última dictadura. A los genocidas no les importaba nada el tamaño del animal. Lo que no podían tolerar es que Víctor, el elefante de un circo, se hubiese decidido “a pensar en elefante” y disponer una “huelga general” de todos sus compañeros. Pararon, ganaron y fueron devueltos a sus lugares de origen en dos aviones. “En uno viajaron los tigres, el león, los orangutanes, la foca, el osito y el loro. El otro fue totalmente utilizado por Víctor… porque todos sabemos que un elefante ocupa mucho, mucho espacio…”.

Tal vez porque hace 13 años Carlos Cajade decidió una vez más “pensar en Cajade”, La Pulseada Radio debió utilizar dos programas para poder abarcar a las distintas generaciones de pulseadores que le dan forma, hace tantos años, a este emprendimiento periodístico y social, y hacer un repaso de la historia y el presente de la revista.

En el aire de radio Estación Sur, Javier Sahade, actual director de La Pulseada, dedicó el programa a Villa Alba y al centro de día La Casita de los Pibes, donde aún están conmovidos por el asesinato de La Pochita (ver nota en esta revista). Recordó que desde siempre “venimos pregonando ‘ni un pibe menos ni una piba menos’”, y cuestionó la existencia de armas y de “esa maldita violencia que se vive en los barrios”. Y para graficar el paso del tiempo, recordó que en el primer número de La Pulseada se publicó una entrevista a hijos de ex combatientes de Malvinas que “eran muy chiquitos” y después hicieron una película y formaron una organización para continuar con el reclamo de justicia y soberanía.

A su turno, Carlos Sahade, secretario de Redacción de La Pulseada durante una década, hasta 2012, habló de la “coherencia” lograda en estos 13 años: “Como en la primera revista, hoy seguimos hablando de la vulneración de derechos de los pibes… Y continuamos el camino a través de nuestras armas: la revista, la página web y este programa de radio”.

Por su parte, Carlos Fanjul, director de la revista después del fallecimiento de Cajade, apuntó que luego de la muerte de su fundador la revista “cambió levemente su perfil” y empezó a hablar mucho más de Cajade y de su Obra que antes, porque el cura no quería que fuera una publicación autorreferencial.

Josefina López Mac Kenzie, actual secretaria de Redacción, ejemplificó que el número de abril de este año marca el perfil que está teniendo la revista, con muchos temas locales, como el enfoque elegido para conmemorar el segundo aniversario de “la peor inundación que sufrió La Plata”. Hizo hincapié en “la fuerza de lo local” y aseguró que a lo largo del tiempo “hemos mantenido una agenda coherente”.

El ex director de La Pulseada y representante de la revista en la Asociación de Revistas Culturales Independientes de Argentina, Daniel Badenes, explicó que AReCIA es “es el lugar de reunión gremial de las revistas que venimos resistiendo a las corporaciones manejadas por grandes mafias”. Y reflexionó que “con el tiempo descubrimos que no estábamos locos (La Pulseada 1) y tampoco estábamos solos”.

Otro de los invitados fue Carlos Gassmann, editor histórico. Aseguró que La Pulseada es “una ilusión que se hizo realidad y un pequeño milagro, porque es difícil que una revista de estas características haya sobrevivido con este nivel de calidad y que se esté dando también un recambio generacional”. Recordó que hubo muchos momentos difíciles, “pero tenemos el enorme orgullo y la gran satisfacción de que sigue en la calle y no baja sus banderas”.

“Lo que siempre me ha cautivado de este proyecto es que los pibes y las pibas tienen la palabra. Y qué bueno que cada uno hable de sí mismo y no que los demás hablen de uno”, apuntó Tony Fenoy después de su habitual columna en el estudio de Estación Sur.

Y ahí estaban algunos de los muchos chicos y chicas que tienen su espacio para hablar de ellos mismos y también de la sociedad: Rocío, con 16 años, Selene, también de 16 y con su hija Francesca, Dany… y Azul desde Facebook mientras escuchaba la radio. Ellos pasaron por distintos emprendimientos de la Obra de Cajade (Casa de los Bebés, Casa de los Niños) y ahora desde Casa Joven hacen “periodismo de barro”, como alguna vez definió la actitud que hace falta para hacer Baruyo Mariano Sasiaín, uno de los pibes de Cajade.

“Tiramos ideas sobre qué hacer, nos metemos en el barrio y entrevistamos personas”, explicó Selene. Los temas que eligen surgen de sus preocupaciones cotidianas: adicciones, pobreza, cómo están los vecinos de los barrios… Y con una valentía digna de imitar por cualquier periodista, relató la realidad que se vive con el problema de las adicciones: “La droga está en todos lados y te mata. La venden como si nada y hasta un policía corrupto te la puede dar”, porque “no es sólo los chorros y los drogados. Es también la Policía, los jueces… Hay pibes que se quieren recuperar y no tienen la posibilidad. Y hay madres que se preocupan, los quieren internar y nunca te dan la posibilidad… No te dan la posibilidad de recuperarte y después se quejan de lo que pasa”.

Rocío asegura que “Casa Joven tiene importancia porque permite que los chicos no estén tanto en la calle, que tengan un lugar donde recrearse, donde aprender música”. También se refiere al valor de caminar los barrios para plasmar lo que ven y escuchan en Baruyo y de la rica experiencia del programa Jóvenes y Memoria (de la Comisión Provincial por la Memoria), que les ha permitido ir a Chapadmalal a compartir visiones con otros chicos y otras chicas.

Daniel Badenes aprovechó los minutos finales de su intervención para hacer una convocatoria a suscribirse a la revista, a través del sitio www.lapulseada.com.ar o llamando al 221-453-2516. Martín Luna, en la conducción, después de escuchar a pibes y pibas cerró: “Hay plantel para continuar desandando historias de La Pulseada. Hay un plantel esperando tomar la posta”.

Y el negrito Marcelo Santillán, que sigue hablando del viaje que hizo en febrero a Montevideo (La Pulseada 127) y planeando volver para el año que viene, pone como siempre la alegría y la polenta candombera: “¡¡¡Aguante La Pulseada Radio!!!”, que es lo mismo que decir: “¡¡¡Aguante La Pulseada!!!”.

Publicaciones Relacionadas

1 Comment

  1. EDGARDO JOAQUIN

    ME ENCANTA LA REVISTA POR TODO LO QUE OFRECEN . HOY ESCUCHANDO RADIO NACIONAL ME ENTERE DE ESTA HERMOSA MANERA DE COMENTAR COSAS A LA QUE MUCHOS NO LLEGAMOS POR DISTINTOS MOTIVOS . ME ENCANTARIA SABER COMO PODER CONSEGUIR SU PUBLICACION . ESPERO CONSEGUIRLA

    Reply

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X