Misa para el Tercer Mundo

Nota prin121-MugicaxBertolacipal: Plegaria para una misa sin nacer

Por Carlos Mugica 

Kyrie
Señor ten piedad de nosotros
Señor ten piedad de nosotros
Tú que has nacido pobre
y has vivido siempre
junto a los pobres para traer a todos los hombres
la liberación.
Tú que estás a nuestro lado
fuerte y resucitado
para empujarnos en la lucha
contra la injusticia y la explotación
Señor, piedad, Señor.
Tú que vendrás por fin al final de los tiempos
para llenar, nuestro corazón de alegría y plenitud.

Gloria
Gloria a Dios que es el amor
y en la tierra paz a los hombres
que luchan por la justicia.
Te alabamos,
porque luchamos para que nuestros niños
hambrientos coman.
Te glorificamos,
porque queremos destruir ya
los instrumentos de tortura.
Te damos gracias,
porque hay hombres que te dan su vida
en la revolución.
Te damos gracias Señor,
te damos gracias Señor

porque no sos un Dios espectador,
sino un Dios hecho hombre
que padece el padecimiento de los hombres.
Te damos gracias Señor.
Tú que nos arrancas del egoísmo
impulsándonos a luchar contra la explotación,
ten piedad de nosotros.
Tú que estás con el padre
viviendo la plenitud del amor,
ten piedad de nosotros.
Tú que estás donde vamos a estar todos,
ten piedad de nosotros.
Señor Dios, cordero de Dios,
que sigues desangrándote,
en los hacheros de Norte,
desangrándote,
en los mineros bolivianos,
desangrándote,
en las favelas del morro,
desangrándote,
en el frío de los pobres,
desangrándote.
La carne del torturado,
desangrándote.
Señor.
Porque Tú solo eres el Santo;
Señor.
Tú solo eres el amor.
Señor.
Tú sólo el totalmente otro.
El que rescata para siempre la creatividad
humana.
En unión con el padre
fuente de la vida, de la energía, del amor.
Amén, para siempre, Amén.

Credo
Viva Dios,
que crea al hombre creador.
Viva Dios,
que todo lo hizo bien.
Y viva Jesús, su único hijo
nuestro hermano y Señor,
que fue concebido
por obra y gracia del Espíritu Santo.
La humilde María, lo parió en un establo.
Padeció mucho bajo Poncio Pilatos
porque su causa era la de los pobres.
Lo clavaron en una cruz
y murió con la muerte de los bandidos
y bajó a lo hondo del hombre.
Resucitó,
volvió a la vida
y se puso la piel del hombre nuevo.
Resucitó,
subió a la vida
y está junto al padre que todo lo puede
porque es el amor.
Volverá,
y todos los hombres se presentarán ante él,
y al atardecer de la vida, serán juzgados en el amor.
Creo en el Espíritu Santo
que es la fuerza de Dios, el amor de Cristo,
la inspiración creadora.
Creo en la iglesia de todos,
Que es santa porque es de Dios.
En la comunión de los hombres
que hacen la verdad porque aman.
Creo en el perdón de los pecados.
Creo en el perdón de los insensibles,
de los tibios y prudentes.
Creo en el perdón de los indiferentes,
de los que traicionan el amor.
Creo en el surgimiento
del hombre nuevo,
del hombre lleno de Dios.
Creo en la expansión de la vida plena…
Para siempre, amén.

Sanctus
Santo.
Es el Señor de todas las cosas.
Hay fiesta en el cielo.
Santo.
Bendito Jesús que viene de Dios.
Hay fiesta en el cielo.
Santo.
Todo lo creado está lleno de tu amor.
Santo.
Hay fiesta en el cielo.

Agnus Dei
Cordero de Dios
que quitas la maldad del hombre,
acércate a nosotros con tu amor,
acércate a nosotros.
Cordero de Dios
que haces nuevo al corazón,
Acércate a nosotros con tu amor,
Acércate a nosotros.
Con tu amor, con tu paz…
acércate Señor.
Cordero de Dios
que quitas la maldad del hombre,
Acércate a nosotros con tu amor,
acércate a nosotros.
Cordero de Dios,
danos la paz.
Señor ten piedad de nosotros
Señor ten piedad de nosotros.

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *