Denuncian despidos en la Línea 144

Las condiciones laborales en las que desarrollan sus tareas de asistencia a la víctima las trabajadoras de la línea 144 son tapa de La Pulseada de mayo. Hoy se anunció que no renovarían el contrato de 5 de esas operadoras. El equipo denuncia la medida como “disciplinadora” y toman medidas juntoa los trabajadores de la Secretaría de Derechos Humanos.

texto y fotos María Laura D’Amico

Ver también > Contener sin contención (informe de nuestra edición impresa)

Las trabajadoras de la Línea 144 se manifiestan frente a la Secretaría de Derechos Humanos bonaerense para reclamar la reincorporación de cinco compañeras, a quienes las autoridades les informaron hoy que no van a renovar sus contratos.

La noticia fue comunicada a primera hora de hoy a cinco trabajadoras  que atiende casos de violencia de género en la Provincia, cuyos contratos de servicios vencen el próximo 24 de marzo.  El argumento utilizado para justificar los despidos es que “su trabajo no va en la misma línea que la línea de la gestión”. Las trabajadoras consideran que se trata de una medida “disciplinadora”.

Foto: Laura D’ Amico

Frente a la sede de las calles 6 y 51, donde funciona la Subsecretaría de Género y Diversidad Sexual, la delegada de ATE Verónica Misseri, explicó que “se reunieron con Fátima Silva, que es la Directora del Departamento de Legal del Instituto de Género, y les explicó que su trabajo no iba en la misma línea que la línea de la gestión, que ellos iban a cubrir esos lugares con personas que pudieran responder a sus objetivos, y que lamentablemente adherirse a medidas gremiales como paros y retenciones de tareas para ellas era un abandono de las mujeres”, indicó Misseri.

La delegada agregó que desde hace meses desde el gremio vienen solicitando a las autoridades una reunión para que les garanticen la continuidad laboral de todas las trabajadoras, pero el pedido no ha sido respondido. En el mismo sentido, vienen denunciando las malas condiciones en las que desarrollan su trabajo , así como la falta de estabilidad laboral y de recursos para sostener la política pública de asistencia a las víctimas de violencia de género (ver La Pulseada Nº 159).

“Hace un año y medio que venimos planteando la preocupación por la estabilidad de esta política pública. Nos parece que en los medios ellos han salido a manifestarse como que es una política que hay que defender pero con hechos no se ha demostrado eso”, apuntó. En una asamblea realizada este mediodía, se votó realizar una retención de tareas como medida de fuerza, y suspender la atención de la línea hasta que se les garantice la renovación del contrato a todas las trabajadoras. Además, consideraron que la decisión de los funcionarios es una medida que busca que no continúen con los reclamos. “Apelamos a la buena voluntad de (el secretario de Derechos Humanos) Santiago Cantón y de la gobernadora Vidal” para revertir esta situación”, concluyó Misseri.

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X