Hoy presentamos: Casa Espiral

“Queremos compartir una nueva visión de los espacios culturales. Somos un grupo de personas disconformes, con muchas cosas para decir, pintar y expresar. Pero sobre todo, somos personas con enormes inquietudes”, contaba Matías Prieto hace tres meses, cuando abrió sus puertas el espacio ubicado en 1 e/ 39 y 40 Nº 365.

El proyecto busca generar un lugar de referencia entre los diferentes actores artísticos de la ciudad, y un espacio de pertenencia dentro del barrio, entre los vecinos y la comunidad. “Esperamos transformar la casa en un lugar de intercambio. Es un barrio con mucha historia, está el Hipódromo, la estación de trenes y la cuestión cultural es muy importante. Estamos intentamos que la gente del barrio nos conozca y se apropie de un espacio donde no está primando el lucro, sino las ganas de encontrarnos y vernos las caras”.

Prieto comenta que al momento de pensar el proyecto se encontraron con algunas limitaciones: el espacio físico y las trabas legales, por un lado, y cómo financiar las actividades culturales, por otro. Por eso decidieron generar un “fondo cultural”, una cooperativa de trabajo, para poder producir los propios ingresos de los artistas. Además, nuevas iniciativas como la de generar una huerta orgánica se suman a los objetivos del grupo.

La Casa Espiral está abierta a exposiciones, muestras, y se dictan talleres de lectura y escritura poética, malabares, y permite un lugar de encuentro de fotografías, literatura y pintura, entre otras disciplinas.

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *