Traduttore traditore

Música
3001: Proyecto Piazzolla
Escalandrum y Elena Rogers
Grabado en Estudios ION, 2016

¿Qué mejor tributo se le puede rendir a la obra de un hereje que apropiársela para transformarla? Así lo entendió el líder del sexteto instrumental Escalandrum, el baterista Daniel “Pipi” Piazzolla, a la hora de unir fuerzas con la excepcional cantante Elena Rogers para darle forma a un nuevo disco de homenaje a su abuelo. 3001: Proyecto Piazzolla reúne doce de las mejores canciones creadas por Astor, mayoritariamente sobre versos de Horacio Ferrer. Aparecen entre ellas Chiquilín de Bachín, Balada para un loco, La bicicleta blanca, Balada para mi muerte, Vuelvo al sur (con texto de Fernando “Pino” Solanas) y Los pájaros perdidos (con letra de Mario Trejo). Los arreglos del pianista del grupo, Nicolás Guerschberg, suenan más jazzísticos que tangueros, sin que por ello deje de reconocerse que detrás sigue estando la formidable música del autor de Adiós Nonino. Y la mayor osadía de la obra se completa con el reemplazo del bandoneón por dos saxos (Damián Fogel y Gustavo Musso) y un clarinete (Martín Pantyrer). Al grupo lo completa el contrabajista Mariano Sívori. La voz de Elena Rogers es un prodigio de potencia, expresividad y afinación. Como toda actriz-cantante conoce bien –y lo aprovecha al máximo– cuán importante es interpretar el sentido de los versos cuando es la música popular la que se pone en juego. Ternado a “Mejor Álbum del Año” en la entrega 2017 de los Premios Gardel, este notable trabajo no decepcionará a nadie: ni a los seguidores de Escalandrum, ni a los admiradores de Elena Rogers ni tampoco, por supuesto, a los devotos del gran Astor Piazzolla.

Carlos Gassmann

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X