Sandino, Facu, Nico y la libertad

No por casualidad La Pulseada Radio terminó  2013 en radio Futura, uno de los medios populares que nos marcan el camino. No por casualidad, Facu y Nico dejaron por un rato su celda en el Almafuerte para tomar la palabra frente a los micrófonos de Villa Elvira. No por casualidad en la foto que acompaña este texto Nico está protegido por esos cuadros. Si no lo escuchaste, acá tenés el audio completo de nuestro último programa del año pasado. 

Ponete ojotas, mojate el pelo, buscá una sombra y escucha el último La Pulseada Radio de 2013. La visita de Daniel y Fierro, dos compañeros de radio Futura. El testimonio de Facu y Nico. La columna de Tony Fenoy, que nos pone los pies sobre la tierra y, dedicado al locutor de las promos de La Pulseada, Mariano Vicente, el Colo López nos habla de Estrella de Berisso campeón. Hacé click acá para escuchar el programa completo (20/12/2013).

Nico, Sandino y los Cinco
Nico, Sandino y los Cinco

Estamos en la esquina de 5 y 75. Es jueves. Pasaron pocos minutos de las siete de la tarde cuando abrimos la ventana del estudio. Está caluroso. El diciembre del calor récord. Nos miran el Che y varios luchadores de nuestra América, de hoy y de ayer, que visten las paredes del estudio de radio Futura. También nos mira Eduardo Candreva, desde las páginas de aquel homenaje que La Pulseada le hizo en marzo del año pasado y  cuelgan en forma de cuadro. El Gordo, el maestro de la comunicación comprometida con las causas populares, el gigante humilde que se fue al rancho de arriba hace un año, nos vuelve a abrir las puertas del lugar que fundó hace 25 años. Se enciende una luz roja. Estamos al aire.

La Pulseada Radio (LPR) terminó el ciclo 2013, como ya se va haciendo tradición, recorriendo algunas de las emisoras que nos retransmiten todo el año. La última estación de la gira fue la radio comunitaria más antigua de la región.

“Radio Futura es un millón de cosas”, dice Daniel López, que junto a Luis “Fierro” Uncal, conduce “Cortando clavos” e “Historias en canciones”, dos programas con varios años. En el primero, comparten información gremial porque ambos son militantes de ATULP, el gremio de los trabajadores de la Universidad. El segundo, es el programa que cada viernes, antes de LPR, termina igual “nos vamos, los dejamos con el programa de Carlitos Cajade”.

“Candreva descubrió en mí algo que no sabía que tenía a los 57 años: la pasión por la radio. Nos encontramos en una marcha y 35 segundos tardamos en ponernos de acuerdo para empezar el programa de ATULP”, cuenta Daniel en el primer bloque de LPR.

“No es casualidad que La Pulseada esté en Futura. Cajade, como Candreva, era un abridor de corazones y de puertas y no entra en la mente de ningún militante del campo popular que La Pulseada Radio no esté en Futura— agrega Fierro, compartiendo un tereré—. Carlitos era un amigo entrañable. Lo conocí bastante. El era de Villa Argüello norte y yo era de Villa Arguello sur. El era del grupo de la parroquia y yo era del grupo del diablo, por decirlo. Teníamos muy buena relación y yo jugaba en el equipo de Mario Cajade en esos torneos de Villa Argüello donde poco menos que se te iba la vida… Hacha y tiza. En la adolescencia es donde se construyen esas amistades que no destruye el tiempo”.

Rompiendo las cadenas, ya

Los protagonistas del último programa del año fueron Facu (16) y Nico (18). Los dos dejaron por un rato las celdas en el centro cerrado Almafuerte, de Romero, para mostrar en la radio las producciones que hicieron en el marco de un taller de comunicación y promoción de derechos. El proyecto destinado a centros cerrados se llama Contraseña y pertenece a un programa de Extensión de las facultades de Trabajo Social, Comunicación Social y Derecho. Los chicos produjeron audios para radio y murales.

“Nosotros hicimos un mural en el Almafuerte —cuenta Facu—. Es una imagen de nosotros y a lo último están rompiendo las cadenas ya. El mural tiene una frase que escribió uno de los chicos: “Anoche tuve un sueño, hoy me lo puse a recordar. Era tan bello ese sueño que no me lo pienso olvidar. Ojalá que se cumpla cuando salga en libertad”.

Facu mirando a cámara
Facu mirando a cámara

“En el mural pusimos la libertad, la amistad, la visita con las familias, el tiempo”, agrega Nico.

Correr, subir y bajar del camión

—Marcelito Santillán: ¿Por qué están encerrados, ustedes? ¿Qué pasó?

—Nico: Por una causa penal. Un error que cometimos estando en la calle.

—Marcelito: Yo estuve en instituto y esas cosas todavía están en mi mente. No tenía familia, ni padre, ni madre… ni siquiera hermanos. Si no formabas, te agarraban de los pelos. Ese instituto no me gustó nada. Hay gente que te pegaba o se hacían los malos. Ahí no tienen que estar contentos. Parecía una cárcel.

—Mariano Sasiaín: ¿Cómo es el día a día en el Almafuerte?

—Facu: Es duro, pero hay que ponerle la mejor onda para poder pasarlo lo mejor posible y que nuestras familias nos vean bien y a seguir esperando… Otra no nos queda.

—Mariano: ¿Qué actividades hacen?

—Nico: Ahora ya terminaron todos los talleres, las clases, todo. Yo me levantaba, desayunaba, miraba un rato de tele, salía a limpiar afuera, la vereda, el patio, al mediodía me iba al colegio y a la tarde, si había talleres, me anotaba en los talleres para que se pasen más rápido los días y para tratar de no pensar siempre que estoy re encerrado

—Javier Sahade: ¿Qué piensan del futuro?

—Facu: Yo pienso mucho. Cuando estoy ahí pienso muchas cosas… Muchas cosas me pasan por la cabeza. Me gustaría volver a estar en mi casa, con mi mamá Fátima y mis 11 hermanos y ahí, una vez que esté con mi familia, dedicarle más tiempo y ver cómo va a seguir todo.

—Nico: Yo, lo primero que quiero hacer es terminar la escuela y después, si tengo la oportunidad de entrar en algún laburo – Nico habla y se recuesta en la silla. Pone los brazos atrás de la nuca y se estira. Detrás suyo, una imagen de Sandino, el revolucionario nicaragüense. Pegado, un afiche por los 5 cubanos secuestrados en Estados Unidos. “Sandino vive” y “Libertad”, gritan las paredes del estudio, detrás de Nico.

—“¿Sabés de qué me gustaría trabajar? —termina Nico—. ¿Viste los que trabajan en la basura? Los que andan en los camiones… Eso. Ta bueno ese laburo porque corrés, tirás la basura, te subís al camión y subís, bajás, subís, bajás… Ta bueno eso. Bah, para mí está bueno…”.

 

 

Publicaciones Relacionadas

1 Comment

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X