La emergencia sanitaria también atraviesa a las Casitas de la Obra

Durante la noche del jueves 26 circuló un listado vía redes sociales donde figuraban comedores, merenderos y centros comunitarios como puntos para retirar bolsones de comida, entre ellos instituciones que pertenecen a la Obra del Padre Cajade. Se trata de una información falsa que trajo confusión y angustia en tiempos de emergencia sanitaria. A través de un comunicado, la Obra aclaró que no está repartiendo mercadería en los barrios donde están ubicadas las casitas.

Por Martina Dominella

«Solo se ha entregado mercadería a las familias de los niños y niñas que concurren a nuestros centros de día. De acuerdo a la ayuda que recibimos por parte del Estado, sería imposible ampliar la cobertura alimentaria a todo un barrio (…) No nos corresponde a las organizaciones esa tarea. Sabemos de la necesidad, pero no está en nuestras manos la solución», explicaron desde la Obra de Cajade.

Ezequiel Castro, sociólogo de la Casa de los Bebés y coordinador de los centros de día de la Obra expresó: «nos encontramos a la espera de recibir más mercadería por parte de los organismos estatales para poder implementar un esquema de entregas semanales de módulos alimentarios a todas las familias de los niñes que asisten diariamente a nuestras Casitas».

A partir de las resoluciones del Gobierno Nacional, y siguiendo las recomendaciones específicas establecidas por la Subsecretaría de Promoción y Protección de los Derechos del Niño (Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia dependiente del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad), en el Hogar Madre Tres Veces Admirable se resolvió limitar la circulación por la institución únicamente a las personas que se encuentran alojadas en el Hogar, suspender por 14 días las visitas, las reuniones grupales con agentes externos y las entrevistas pautadas. También se respetan especialmente las pautas de higiene promovidas por el Ministerio de Salud, haciendo a niños y niñas parte activa de las políticas de cuidados.

Por su parte, Casa Joven, Chispita, Casa de los Bebés y La Casa de los Niños y las Niñas suspendieron sus talleres y actividades cotidianas, pero continúan en contacto con los chicos y chicas y sus padres, madres o tutores/as. Entre los tres espacios concentran un universo de 120 familias. En un primer momento se hizo entrega de viandas y mercadería, pero el miércoles 25 debió suspenderse en pos de evitar la circulación de los/as trabajadores/as de la Obra y reforzar las medidas de aislamiento preventivo.

«Las trabajadoras de las casas de día, al igual que los equipos técnicos, mantienen comunicación vía Whatsapp con las familias para sostener estrategias de acompañamiento, así como para asesorarlas sobre los distintos recursos disponibles a nivel barrial, y otros como ser la inscripción para percibir el ingreso anunciado por el ANSES para trabajadores informales», agregó Castro.

En Chispita (151 entre 70 y 71), se preparan habitualmente 80 platos por día, entre viandas y chicos y chicas que comen en el lugar, además de contar con espacios de cuidado, entretenimiento y educación a contraturno de la jornada escolar. Ante la aparición de Chispita en el falso listado de puntos de entrega de mercadería, Mónica Auge, su coordinadora, explicó: «me di cuenta de la necesidad y la urgencia de las familias, porque desde anoche me empezaron a preguntar a mi celular y la página de Chispita. Eso es falso, así que estoy aclarando a todo el mundo. La gente que hace changas está sin trabajar, nosotros pudimos dar algo de mercadería pero dura una semana y nada más…Las escuelas están cerradas y no están dando viandas. Acá en Los Hornos es caótico, no sé hasta cuándo va a durar esto, está muy complicado». En diálogo con La Pulseada, remarcó que «estamos pasando por una situación muy difícil y se nos va de las manos. Estoy todos los días hablando con las familias y estoy en varios grupos de Whatsapp solidarios para coordinar donaciones que haya».

Al sur de la ciudad, en 97 e/ 6 y 7 (Villa Elvira), Casa Joven funciona desde 2009 como Casa de Día de la Obra del Padre Cajade. Es un espacio de encuentro y trabajo comunitario entre jóvenes y adolescentes de Barrio Aeropuerto y un grupo de educadores/as. Por las tardes, allí se desarrollan talleres de artes y oficios. Por la coyuntura actual, estas actividades están suspendidas. Junto con los promotores de salud del Plan FinEs «Educación Nacional y Popular» (7 y 601) están realizando una campaña solidaria. «La idea es recaudar fondos higiene personal, limpieza y útiles escolares que son del Barrio Aeropuerto y se educan en la casita», explicó Chana Zarauza, educadora de la Casa.

Romina Penayo, coordinadora de la Casa de los Niños y las Niñas de Barrio Aeropuerto, habló con La Pulseada y contó «estoy un poco preocupada, a veces bastante, porque sé que muchas familias, aparte de la pandemia, también luchan contra la falta de recursos para cubrir sus necesidades básicas. Yo sé que es difícil quedarse en casa cuando hay tanta necesidad, pero en este momento no se puede hacer otra cosa. Hay que esperar que pase el periodo de contagio; en estos momento tenemos que cuidarnos y así cuidar a todos».

Publicaciones Relacionadas

1 Comment

  1. Pingback: La Poderosa también impulsa una campaña de donación – La Pulseada

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *