La contracara del estigma

LIBROS
La mala fama
Benchi Calligo
Malisia
2018

¿Qué sucede cuándo los biógrafos de determinados sujetos son los medios de comunicación punitivos?”, se pregunta Benchi Calligo al volver sobre la trayectoria los pibes que la Policía y sus brazos periodísticos bautizaron en 2008 “la banda de la frazada”. Publicado por Malisia, el libro reversiona una investigación académica de varios años, cuyo trabajo de campo fue entre 2010 y 2013. Hay estudios previos donde se analizó qué dijeron los medios de difusión comerciales sobre estos jóvenes estigmatizados. Mala fama da vuelta la pregunta: ¿qué dicen los pibes sobre esos discursos que se construyeron sobre ellos mismos? Con el concepto de estigma de Erving Goffman como brújula teórica y la sensibilidad y el compromiso de quien militó por los derechos vulnerados de esos chicos y chicas, Calligo sigue de cerca sus vidas y sus muertes. Omar Cigarán, asesinado por un policía. Los demás, encerrados por robos propios o endilgados. Los visita en la cárcel y leen años después las notas con las que los escribieron, los escracharon, los engarronaron… “Los apodos los pone la gorra, o los periodistas…”, dice uno. La mayoría no sabía leer en 2008, cuando inventaron la banda de la frazada. La siguieron nombrando hasta 2013. Los pibes van y vienen: rechazan la etiqueta, se identifican, una vez dicen que no fueron parte y otra dicen que sí, para fanfarronear o para sobrevivir. El entrevistador agrega: no les gusta hablar mucho de eso, prefieren otros temas. Porque detrás de la mala fama construida por el periodismo parapolicial hay vidas. Hay pibes que estuvieron a la intemperie, que están en cautiverio y que merecen ser escuchados y respetados. Como lo hizo Benchi Calligo.

Daniel Badenes

About The Author

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *