La celebración de la diferencia

110-etnografoCine

“El etnógrafo” 

Ulises Rosell

Argentina, 86 min, 2012.

El director Ulises Rosell se hizo conocido con “Bonanza” (2001), la atrapante historia de una familia que vive en una carpa al costado de la autopista La Plata-Buenos Aires. Ahora volvió al documental con “El etnógrafo”, aunque este trabajo es más bien un bello retrato sobre la vida de John Palmer, un antropólogo inglés que viajó a mediados de los ‘70 para estudiar de cerca a la comunidad wichí, en el chaco salteño, y se quedó allí. A partir de una mirada lúcida y desprovista de lugares comunes, Rosell logró contar que John no es el típico occidental blanco enamorado de una comarca salvaje. Por el contrario, con gran calidad de fotografía y sonido, “El etnógrafo” celebra la diferencia. No idealiza a John ni hace de él un tótem romántico o nostálgico: lo muestra en acción, con sus pares, luchando por los derechos indígenas, privilegiando el encuentro, la convivencia y el respeto por lo distinto, lo ajeno. John no quiere disfrazarse de algo que no es. En todo caso, quiere estar allí y, aunque parezca insólito, demuestra desde los gestos y los actos más simples que no fue imposible casarse con una indígena, tener hijos con ella y ser un referente de la comunidad aunque hable otro idioma y sea anglosajón. La mirada poética sobre un problema político, ético y cultural se logra con escenas de lo cotidiano. En las vivencias y los conflictos de Palmer con los wichíes se produce el contagio de una fascinación envolvente: Rosell fascinado por cómo Palmer se fascina con ellos. Como telón de fondo, luces y sombras: esa sabiduría ancestral tan conectada con la naturaleza y un territorio arrasado por la pobreza y la falta de acceso a derechos.

Juan Manuel Mannarino

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *