En la escuela

Nota principal: Buenos Aires indígena

Algunos docentes y directivos escolares conscientes de esta realidad de “dos Buenos Aires” han llevado a cabo experiencias reivindicadoras. Desde Flores Sur, en la Escuela 23, dirigida por Enrique Samar, salió el borrador para un proyecto que se convirtió en la ley 1550, votada por la legislatura porteña, que permite faltar a clases a los miembros de pueblos indígenas el 21 de junio como “Año nuevo del Hemisferio Sur” (cuando se realizan ceremonias en varios puntos de la metrópolis). “Si no me equivoco, fue la primera ley en la República Argentina de este tipo, después al año siguiente en la provincia de Buenos Aires, mediante un decreto (el Nº 865, de abril de 2006), se aprobó una iniciativa parecida. La idea es que se extienda a todo el país”, expresó Samar a FM Fribuay, declaraciones reproducidas en Indymedia.

“La ley 1550 es muy poco conocida, hemos tratado de difundirla, de multiplicar esta iniciativa en todos los ámbitos que podemos, pero la verdad es que hay muchísimos docentes y familias en la ciudad que no saben de su existencia”, se lamenta el directivo.

Recientemente, desde la misma institución, a la que acude una mayoría de estudiantes de familias indígenas, se pidió al gobierno de Mauricio Macri que deje de ser “obligatorio” cantar el himno de Sarmiento.

Otro caso: el año pasado, la escuela 706 de Villa Fiorito (Lomas de Zamora) se autoimpuso el nombre “Cacique Telomián Condié”, y por primera vez, el 10 de junio de 2012, se realizó un repudio público a Juan de Garay, junto a su monumento, al lado de la Casa Rosada.

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *