Edita 2018: la literatura como trinchera

Este fin de semana llega una nueva edición del Edita, la feria de editoriales independientes organizada por el colectivo Malisia distribuidora & estantería de libros y revistas, esta vez también junto a la Facultad de Bellas Artes – UNLP. Será los días sábado 15 y domingo 16 de 15 a 21 hs en el Centro Universitario de Arte, Edificio Sergio Karakachoff, 48 entre 6 y 7, con entrada libre y gratuita. Una buena oportunidad para apostar al libro y al proyecto autogestivo y regalar en estas fiestas literatura de la buena, que allí habrá, y mucha.

Por Josefina Oliva

Cerca de cien editoriales de todo el país, y otras de Latinoamérica -Brasil, Chile, Uruguay, Ecuador-, estarán presentes este fin de semana en el Centro de Arte de 48 entre 6 y 7. Será en un encuentro en el que el lector puede encontrarse directamente con el editor, charlar, conocer sus catálogos e impresiones y criterios de selección. El encuentro es organizado por colectivo Malisia distribuidora & estanteria de libros y revistas – un colectivo cultural de la ciudad de La Plata integrado por cuatro editoriales: EME revista editorial, Club Hem, Pixel y Malisia editorial, que funciona en la casa de trabajo “El espacio”, ubicada en la calle diagonal 78 y esquina 6-, junto con la Facultad de Bellas Artes, y el apoyo de su editorial Papel Cosido.  Además de encontrarse con importantes descuentos habrá charlas, presentaciones de libros, y el tradicional ciclo de lectura de narrativas “Hasta que choque China con África” que organizan desde Malisia, con la presencia de Elvio Gandolfo, Juan José Becerra, Ariel Luppino, Sebastián Martínez Daniell. Además habrá música en vivo y cortometrajes experimentales con eje en la escritura.

Este es el tercer año consecutivo que se lleva adelante el encuentro. La EDITA – feria de editoriales 2018 tuvo su primera versión en 2016 en el Centro Cultural Alborada, sólo que esa vez se llamó Feria de Editores La Plata 2016. En 2017, el proyecto tomó el nombre de EDITA y creció en todos los sentidos. Durante los dos días, más de mil personas pudieron charlar con los editores y llegaron a venderse aproximadamente 2100 ejemplares. La propuesta este año es seguir apostando a los proyectos editoriales colectivos y autogestivos más allá de los palos en la rueda que aparecen en el contexto de crisis actual.

Cerca de cien editoriales de todo el país, y otras de Latinoamérica -Brasil, Chile, Uruguay, Ecuador-, estarán presentes este fin de semana en el Centro de Arte de 48 entre 6 y 7 en un encuentro en el que el lector puede encontrarse directamente con el editor

“Esta feria la pensamos como una especie de trinchera, de respuesta, ante lo que está sucediendo”, explica Leonel Arance, del colectivo Malisia. “Es una respuesta no sólo nuestra sino que todo el ámbito editorial está creando cada vez más ferias, eventos, ciclos de lecturas y se está sensibilizando cada vez más, en pos de comunicar la situación que estamos viviendo y además como una forma de  resistencia y de visibilización, de mostrar nuestro trabajo, en un contexto en el cual el Estado dejó todo librado al mercado, que está cooptado por dos grandes grupos editoriales multinacionales que se llevan el 70 por ciento. Lo único que nos queda a nosotros es entrar a los codazos en todo ese ámbito y decir acá estamos”.

La Edita mantiene el objetivo de acercar el editor al lector, que vengan los editores, que cuenten acerca de los criterios de elección de sus catálogos, el porqué de la elección de cada autor, por qué una obra merece ser llevada a libro, por qué esa elección. “Creemos que el editor  de  alguna manera es un curador de obra y lo que pregonamos es ese contacto directo con el lector que también lo busca”, especifica Arance.

Para lxs editorxs Edita es una iniciativa para llegar a más lectorxs, y también es la confluencia de la gran producción de literatura que se genera en la ciudad de La Plata. “Hay un público lector que es cada vez más amplio, nos ayuda mucho que es una ciudad universitaria, eso se nota, y que hay mucha densidad de población en poco espacio. Eso sí, se nota en cada feria, con los lectores y con los autores. Hay mucho autor y autora, hay mucha obra dando vuelta en la ciudad de La Plata, no sólo de literatura sino en todas las ramas del arte, pero con la literatura hasta hace algunos años sucedía que cada autor de la ciudad tenía que ir a Capital para intentar ser  publicado y por suerte eso se está contrarrestando”, expresa Arance.

Esta vez Malisia organiza Edita junto con la Facultad de Bellas Artes y su editorial Papel Cosido. “La primera actividad que hicimos con Malisia fue el libro Diez formas de arruinar una clase, de Daniel Belinche, el año pasado, y a partir de ahí empezamos ya a pensar una forma de poder vincular la edición independiente y universitaria”, cuenta Florencia Mendoza, de Papel Cosido.

La editorial de la Facultad de Bellas Artes realiza diferentes publicaciones que tienen que ver con las diversas disciplinas artísticas. Todos los materiales de Papel Cosido tienen su versión electrónica y su versión impresa. En el caso de las diez revistas todas son electrónicas, ocho son además impresas y en el caso de los libros tienen una versión electrónica generalmente seis meses después de que salieron, como para vender una parte de los ejemplares. Se busca que los precios y los costos de los materiales son generalmente el costo de producción, para que sean accesibles para la comunidad, los docentes, los alumnos.

“Esperamos que venga mucha gente, es un buen momento para que todas las editoriales podamos vender un poco todo lo que no se ha podido vender en el año por la coyuntura que estamos viviendo. Además, se realiza en el Centro de Arte, un espacio que nos gusta que la comunidad se acerque, que venga, que visite. Va a haber música, cosas que van a abrir un poco más el público, no solo de gente interesada en la escritura o la lectura sino en otro tipo de actividades artísticas”, señala Florencia.

Hay mucho autor y autora, hay mucha obra dando vuelta en la ciudad de La Plata, no sólo de literatura sino en todas las ramas del arte

Entre las editoriales locales que estarán presentes se encuentran, además de las que forman parte de Malisia, FA Taller estudio, La caracola, Mil Botellas, La Comuna –de la Munipalidad de La Plata, EDULP (Editorial de la UNLP), EPC  (Ediciones de Periodismo y Comunicación), Barba de abejas, Gatos negros, La Papermusa, Gata peluda, y nuestra quería revista La Pulseada.

Edita (r) buscando estrategias

Como antesala de lo que será la feria Edita, las editoriales independientes locales mantuvieron un encuentro en el que dialogaron acerca de las diferentes situaciones que se viven ante la crisis, qué herramientas tienen y cuáles les faltan. Hablaron acerca del rol que tomó el Estado en la actual coyuntura, en el cual se le dejó el camino libre al mercado con el que ganan las grandes editoriales, y, en ese marco, cómo prevalece la ausencia de políticas públicas que puedan garantizar la producción y la impresión de libros, así como la distribución. En ese sentido, Pablo Amadeo González, de Malisia, sostiene que “siempre pensamos en una serie  de políticas públicas que tienen que ver por ejemplo con una línea de créditos blandos para la producción del libro, ya sea para pagar trabajo editorial o para pagar producción de materiales. Desde eso hasta pensar en una línea de financiamiento para realizar el envío a nivel provincial de

Los organizadores convocaron a un encuentro con periodistas y editores del que participó La Pulseada.

los materiales que estamos produciendo. Cuando pensamos en políticas públicas pensamos en cosas de ese tipo”.

Recordando lo que sucedió este año en la Feria Internacional del Libro en Buenos Aires, Pablo manifiesta: “Si pensamos que en la Feria del Libro de este año la Conabip fue a la feria del libro de 2018 con el mismo dinero o menos que el que le habían dado en 2017, cuando llegaban al pabellón amarillo que estábamos con Malisisa ya no tenían plata, se la habían gastado en el trayecto. Eso es también discutir política pública: líneas de crédito, aporte para las bibliotecas populares, compra a las editoriales para la distribución”.

En un contexto recesivo, según datos de la Cámara Argentina del Libro el 2018 marca la caída más importante en la producción, y entre un 25% y 35 % de unidades menos vendidas con respecto a 2015. Entre 2016 y 2018, 35 pequeñas librerías cerraron sus puertas, 30 librerías independientes cerraron sucursales, fueron absorbidas por cadenas o debieron reducir sus espacios, y más de 80 están en crisis y con problemas en la cadena de pago. El aumento exorbitante en el precio del papel atado al dólar, la crisis que sufre el mercado interno, la apertura que se dio de las importaciones, todo favorece a las grandes editoriales.

Mientras tanto las independientes, y de pequeña estructura económica, sobreviven. Lo hacen trabajando en forma cooperativa, autogestiva, creando estrategias permanentemente, reduciendo las tiradas, o generando encuentros como Edita. Sin perder la calidad, pero a riesgo de no poder recuperar lo invertido. Así, a la mayoría le cuesta cobrar y sostener el trabajo de correctores, editrxs, diseñadorxs, y todxs los que hacen un trabajo que es colectivo. “Nos cuesta tratar de cobrar por el trabajo. Básicamente lo que ganamos de la venta de los libros va para poder editar nuevos o reimprimir. Como son tiradas cortas a veces nos quedamos sin libros y tenemos que ir reimprimiendo”, marca Gustavo Paolini, editor de Pixel.

“Este año se nos hizo muy cuesta arriba”, advierten desde la revista Mascaró, quienes hace un tiempo decidieron publicar con Sudestada, y tienen el sello A romper filas. “Tenemos la revista que son cinco números al año, el precio del papel siempre atado al precio del dólar, cuando llegamos a hacer cuentas a fin de año de lo que tendríamos que haber tenido de dinero en la caja para seguir imprimiendo y no lo tenemos por el aumento del dólar nos queremos morir, pero bueno la idea es seguir y buscar la manera creativa de seguir con el papel porque creemos que todavía hay un montón de gente que no llega al digital y además hay otra relación con el objeto libro y con el objeto revista impresa”.

En la misma línea, Rocío Gariglio, de La Caracola, dice que aunque todos los libros de ese sello se pueden encontrar en la web porque son de libre acceso, la mayoría de lxs lectorxs quieren comprar el libro objeto, tenerlo en papel, y también colaborar con un proyecto autogestivo. “La reacción de la gente está buena porque los libros están disponibles para la descarga pero igual los compran”.

“A nosotros desde un comienzo se nos complicó bastante con los materiales”, dice Juan pablo Montero de fa Taller estudio, quien le pone algo de humor a la situación al decir que “incluso estamos viendo la posibilidad de empezar a comprar unas ovejas para hacer hilo nosotros”. Desde fa… están muy acostumbrados a trabajar en forma colectiva. Comenzaron como un taller de encuadernación y de trabajo en papel, libros objetos, libros artesanales, libros pop up. Después de dos años de estar rodeados de editoriales (funcionan en El Espacio) crearon fa editora, la parte editorial.

Por su parte, Ramón Tarruella, de Mil Botellas, que ya lleva editando once años, advierte que “hay que pensar los pasos a futuro con mucha precaución por el contexto, sobre todo en el caso de Mil Botellas depende de las ventas de los libros directamente, y eso claramente se notó con la reducción del mercado interno, eso que está pasando también en otros rubros, y con una crónica diaria que son los despidos de los puesto de trabajo. Eso se nota cuando vamos a ferias de otros lugares de la provincia. Claramente este año es el peor de esta nueva gestión”.

“no vivimos de los subsidios, las políticas editoriales no están sostenidas por eso. Necesitamos políticas que vayan hacia el consumo que es lo que más degradó este gobierno”

“Somos editoriales que sobrevivimos de acuerdo a las economías propias en la venta. Hayan recibido subsidio o no, pero no vivimos de los subsidios, las políticas editoriales no están sostenidas por eso. Necesitamos políticas que vayan hacia el consumo que es lo que más degradó este gobierno”, plantea Francisco Magallanes, miembro de Malisia y Club Hem.

“Esta feria es una feria de todos los que tenemos injerencia en la edición porque es un espacio importante para la edición en la ciudad de La Plata pero también hacia el resto del país. Esperamos que sirva también para articular otras actividades o encuentros para discutir y charlar las problemáticas que tenemos. Edita es algo que intenta involucrar a todo el sector editorial independiente, que tiene que ver con las editoriales más pequeñas, con menor estructura económica en el país, pero que de alguna manera están arriesgando mucho más en los autores que publican y en los catálogos”, define Francisco.


Editoriales y ubicación en el EDITA 2018

1 – Papel Cosido, La Plata

2 – Lote 42, Brasil

3 – Alquimia, Chile

4 – FA taller estudio, La Plata

5 – Barba de abejas, La Plata

6 – Bajo la luna, Buenos Aires

7 – EME, La Plata

8 – Club Hem, La Plata

9 – Milena Caserola, Buenos Aires

10 – Madreselva, Buenos Aires

11 – Tren en movimiento, Buenos Aires

12 – Buchwald, Buenos Aires

13 – Hekht, Buenos Aires

14- Maten al mensajero + La parte maldita, Bs. As.

15 – Mil Botellas, La Plata

16 – Las cuarenta, Buenos Aires

17 – Gorla, Buenos Aires

18 – Blatt & Rios, Buenos Aires

19 – 17 grises, Buenos Aires

20 – Nudista, Cordoba

21 – Odelia, Buenos Aires

22 – Sudestada, Buenos Aires

23 – Caleta Olivia, Buenos Aires

24 – Sigilo, Buenos Aires

25 – La mariposa y la iguana, Buenos Aires

26 – Lenguaje claro, Buenos Aires

27 – Insula + Dobra Robota, Buenos Aires

28 – Colectivo Contramar, La Plata

29 – Santiago Arcos, Buenos Aires

30- Audisea + Añosluz + Santos locos

31 – Conejos + Alto pogo, Buenos Aires

32 – La caracola, La Plata

33 – Compañia Naviera Ilimitada, Buenos Aires

34 – Mascaró, La Plata

35 – Malisia, La Plata

36 – Entropia, Buenos Aires

37 – Pixel, La Plata

38 – La Cebra, Buenos Aires

39 – Godot, Buenos Aires

40 – Gourmet musical, Buenos Aires

41 – Vox + 27 Pulqui, Bahía Blanca

42 – Leteo + Caterva, Buenos Aires

43 – HD ediciones, Bahía Blanca

44 – Peces de ciudad, Buenos Aires

45 – Gog y magog + Tenemos las máquinas + Excursiones, Bs As

46 – La bola + Letra sudaca + Puente aereo, Mar del Plata

47 – Del signo, Buenos Aires

48 – Hotel de ideas, Buenos Aires

49 – Ampersand, Buenos Aires

50 – Cien volando, Buenos Aires

51 – Erizo, La Plata

52 – El ruiseñor de plata, La Plata

53 – Gato negro + Papermusa + Gata peluda, La Plata

54 – Lamas médula + Grupo editorial sur, Buenos Aires

55 – Paisanita + Mágicas naranjas + Kintusugi, Buenos Aires

56 – EDULP, La Plata

57 – EPC, La Plata

58 – Amauta & yaguar, Buenos Aires

59 – Grito manso, Mendoza + El andamio, San Juan + De acá, San Luis

60 – La carretilla roja, Buenos Aires

61 – Batalla de ideas, Buenos Aires

62 – Colectivo Editoriales de Rosario, Rosario

63 – Ubu ediciones, Buenos Aires

64 – Palabras amarillas, Buenos Aires

65 – Kalos, Buenos Aires

66 – La comuna, La Plata

67 – Ediciones Arroyo, Santa Fe

68 – Troupe, La Plata

69 – Charco, Buenos Aires

+ Espacio editoriales independientes de arte impreso

Acacia books , Are you a cop or what?, Arquitectura y fantasía,

Arta, Asunción Editora, Balam, Candelo / Punta Lara ediciones,

Club del prado, Consorcio, Corazón cartonero, Edgar de Santo, El

fuerte, Fábrica de estampas, FDACMA / La Conu, Fuerza y

posibilidad, Homemade Ediciones, Humo books, Imprenta

Rescate, Las Pibas, Libretto, Marquitos Sanabria, Pequeño

formato, Profundo Ediciones, Pulsión Revista, Sta. Rosa editora


Grilla de actividades

Sábado 15

15.30 horas – Hall central

Inauguración EDITA. Palabras de apertura.

Daniel Belinche, Decano de la Facultad de Bellas Artes

Mariel Ciafardo, Secretaria de Arte y Cultura de la UNLP

Florencia Mendoza, directora editorial Papel Cosido

Pablo Amadeo González, editorial Malisia

16 horas – Auditorio

Presentación libro Duerme negrito,

ilustrado por Carlos Pinto – Música de Emi Seminara

17 horas – Microcine

Festival de poesía latinoamericana de Bahía Blanca en EDITA

Registro del festival + lecturas inéditas. Por Luis Marecos

Leen: Celeste Diegues, Mario Montalbetti, Marcelo Díaz,

Luciana Caamaño, Fernanda Vivacqua, Fernanda Mugica, Mario Ortiz,

Omar Chauvié, Dani Umpi y Elvira Hernandez.

17.30 horas – Auditorio

Ciclo de lectura de narrativas HASTA QUE CHOQUE CHINA CON AFRICA

Elvio Gandolfo, Juan José Becerra, Ariel Luppino, Sebastián Martínez Daniell

20 horas – Auditorio

CIERRE MUSICAL Puebla

 

Domingo 16

18 horas – Microcine

Proyecto Trilse. Cortometrajes experimentales con eje en la escritura

– Scroll: suave por la pantalla, de María Florencia Ondona

– Un salto insoslayable a lo distante, de Estefanía Santiago

– Como algo que es y no es inmensidad, de Juliana Schwindt

– Sobre la biografía, de Luis Marecos (Bron Yr Aur)

– La rabia acaba con la rabia, de Fernanda Mugica

– Un cuento de un intruso, de Diego Prado y Gustavo Cornejo

– La noble ultimación de la bestia, de Nicolás Onischuk y Agustina Arrarás

– La niebla, de Lucho Lucaioli

18 horas – Auditorio

Ciclo de lectura de narrativas HASTA QUE CHOQUE CHINA CON AFRICA

Vera Giaconi, Mariana Muscarsel Isla, Pía Bouzas, Carla Maliandi

20 horas – Auditorio

CIERRE MUSICAL Paraguayo

El evento en Facebook

 

 

 

 

 

 

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X