Declararon en sede judicial sobre otra muerte de la inundación

Se trata de un caso ocurrido en La Loma, que no figura en la lista oficial. Hebe Oleastro Ballve de Casasco, docente jubilada y ama de casa, murió de un paro cardíaco por la tensión emotiva que le produjo la inundación. La atención médica nunca llegó. “Fue un total abandono de persona”, dice el hijo, que habló en exclusiva con La Pulseada. 

Hebe Oleastro tenía 76 años y presidía una asociación civil de protección de animales. El martes por la noche, cuando el temporal que azotó a la ciudad de La Plata ya mostraba su fuerza, entró en un estado de tensión emotiva muy fuerte. Tuvo un ataque al corazón. Su hijo llamó al Hospital Italiano y al 107: dijeron que no podían ayudarlo. Intentó revivirla junto a un vecino que es médico, pero no pudieron. Murió en la noche el martes 2 de abril, en los brazos de su hijo, y recién fue retirada por la funeraria a las 5.30 de la mañana, cuando ya había bajado el agua en el barrio La Loma.

Hace una hora, acompañado por un representante del Colectivo de Investigación y Acción Jurídica (CIAJ), su hijo declaró en el Juzgado a cargo de Luis Federico Arias, que instruye una causa que pone en jaque el listado oficial de víctimas que el Gobierno bonaerense insiste en cerrar en 51 casos.

“Ella tenía problemas del corazón, pero toda esta catástrofe desencadenó esto. Estaba muy preocupada por los animales y por el agua que estaba ingresando a casa”, contó su hijo Javier Omar Casasco en diálogo con La Pulseada. La asociación Amparo de Vida Animal (ADEVA), presidida por Hebe Oleastro, tiene un refugio de perros en Tolosa: era su preocupación. “Mi mamá era una persona que valía oro”, la recuerda.

“Denunciarlo es hacer algo por la persona que se fue”

Javier vive en la casa de sus padres, en La Loma, hace 40 años. Conoce el barrio.“Crecí ahí,  y nunca vi algo similar. La zona de la Plaza Malvinas era un río. Yo les puedo garantizar: si el mantenimiento de las bocas de tormenta estuviera bien hecho como tiene que ser, esto no hubiera sucedido nunca. Está muy mal hecho todo. Por eso semejante colapso”.

En medio de ese colapso sucedió el infarto de su madre. “Yo llamé al 107, antes al hospital Italiano… Me pude comunicar pero me dijeron que no podían ir. Fue un total abandono de persona. No hay otra explicación. La policía no vino, el 107 tampoco, del Hospital Italiano tampoco.  Y yo no pude hacer nada. Se me murió en los brazos y la verdad que, con todos los servicios como sufrimos todos, cortados, fue una pesadilla que la verdad es que no se la deseo a nadie. Ahora estamos solidarizándonos con la gente, que es lo que se puede hacer”.

-¿Alguien te dio explicaciones de por qué tu mamá no figura en la lista oficial?

-No, para nada. Nadie me dio ninguna explicación.

– Hay varios casos más de fallecidos ese día, que se parecen al de tu mamá, pero que no han declarado en el juzgado por distintas razones. ¿Qué les dirías a estas personas?

– Yo les recomendaría que vengan, porque es hacer algo para la memoria de la persona fallecida, y  para ellos mismos. Es hacer algo por el ser querido que se fue.

Hebe Oleastro de Casasco murió el martes 2 de abril, por un infarto producido en el estado de tensión emotiva que le provocó la tormenta. Por esa misma tormenta, no pudo recibir la asistencia médica que necesitaba. Su caso es similar a otros que el gobierno provincial se niega a incluir en la lista oficial, como el de Alberto José Colombo, presentado por esta revista anteayer. En ese caso, la familia aún se ha acercado a hacer la denuncia en sede judicial.

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *