“Debe existir un Servicio Local en cada barrio”

“Es necesario jerarquizar el área de Niñez como Secretaría y aumentar su presupuesto” (Foto: InfoLaPlata)

Luana Simioni, candidata a intendenta por el Frente de Izquierda y los Trabajadores

Nota central Qué se propone para la niñez en la región

–¿Tiene un diagnóstico sobre las políticas locales existentes para el abordaje de la niñez en riesgo?
–Las políticas locales (y provinciales) para el abordaje de los niños, niñas y adolescentes en situaciones de vulnerabilidad han sido completamente deficientes y de un sistemático vaciamiento. En diciembre pasado asistimos al despido de trabajadoras de Servicios Locales, que no sólo significa un ataque a los derechos laborales, sino continuar con el vaciamiento de las políticas para la niñez, dejando barrios enteros sin estos dispositivos. La Ley de promoción y protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes a doce años de su sanción continúa sin aplicarse plenamente, lo que se agrava aún más en un contexto de profundo ajuste, donde los niños son los principales perjudicados.

–¿Cómo piensa definir las políticas en el área de niñez? ¿convocaría a un trabajo de las distintas áreas junto a las organizaciones fortaleciendo el consejo local de niñez? ¿Puede haber una jerarquización como secretaría? ¿Cree que es necesario y es posible la creación de una comisión de niñez en el ámbito del Concejo Deliberante? ¿Que políticas presupuestarias dispondría para el área?
–Es necesario jerarquizar el área de Niñez como Secretaría y aumentar su presupuesto. De los 270 millones de pesos destinados a Desarrollo Social durante el año 2018, cerca del 25% no fue ejecutado por el Municipio. Es necesaria no sólo la urgente inversión de todo el presupuesto, sino el aumento de la partida asignada a la Dirección de Niñez acorde a la inflación para dar respuesta a las necesidades de los niños que asisten. Pero estos fondos deberían tener fiscalización por parte de los trabajadores del área y las organizaciones sociales que trabajan con niños y niñas. Hoy el Consejo local, que debería articular el trabajo entre el Estado y la sociedad civil, se reúne esporádicamente y todas las problemáticas allí planteadas por las organizaciones son desoídas por el Municipio. Hay que desarrollar una organización democrática, coordinando el trabajo de todos los actores, con la participación de los trabajadores del sector, las organizaciones de la sociedad civil, y los chicos como protagonistas. Retomando experiencias como la de la Comisión Intersectorial.

–¿Qué acciones concretas piensa a aplicar para contener a las y los chicos en situación de calle? ¿Qué piensa de la intervención policial en estos casos?
–Desde el año 2008 y como consecuencia de la represión sufrida por lxs pibxs de Plaza San Martín, existe un fallo judicial que obligó a la provincia de Buenos Aires, luego extendido también al ejecutivo municipal a crear el programas de operadores de calle y un parador para los chicos en situación de calle. Esto no cuenta con los recursos necesarios y deberían implementarse más paradores, donde los chicos en situación de calle puedan encontrar respuesta a sus necesidades y a la vez abordar en conjunto con los equipos profesionales estrategias para superar ésta situación, ya sea a través de una re vinculación familiar (si existiera la alternativa), su ingreso a un hogar o llegada la edad con estrategias de autovalimiento, inserción laboral. Para fortalecer esta alternativa es necesario un programa de emergencia para la niñez y juventud, que hoy abandona los estudios, es empujada a trabajar en las peores condiciones y quienes tienen menos recursos directamente a la situación de calle. Un programa que impulse además centros recreativos, becas educativas, comedores, políticas de acceso a la vivienda, entre otras medidas.

“Los fondos deberían tener fiscalización por parte de los trabajadores del área y las organizaciones sociales”

–¿De qué forma abordaría a niños/as y jóvenes en conflicto con la ley penal?
–Rechazamos la mirada punitiva sobre la niñez, que intenta instalarse desde los medios hegemónicos de comunicación y al que han abonado todas las fuerzas políticas mayoritarias. El debate sobre la baja de edad de punibilidad impulsada por el gobierno de Cambiemos, es continuidad del proyecto con idéntico fin que en 2009 impulsó el peronismo con Sergio Massa. Los datos estadísticos desmienten a quienes quieren imponer una doctrina represiva y de tutelaje sobre los jóvenes. Tan solo el 2% de los delitos graves son cometidos por jóvenes. Se pretende transformar a los jóvenes en victimarios, sin cuestionar sus condiciones de vida y los gobiernos responsables de generarlas.

–¿Cómo evalúa al funcionamiento de los Servicios Locales? ¿Qué propone para mejorarlos? ¿Piensa abrir nuevos servicios? ¿Qué propone para garantizar operadores de calle las 24 horas? ¿Qué medidas tomaría para garantizar una mejora en las condiciones laborales de los y las trabajadoras de los servicios de  niñez? –¿Cómo abordaría un seguimiento permanente por parte de los servicios locales y programas provinciales a las situaciones familiares de chicos y chicas que asisten a los centros de día y viven en los hogares convivenciales?
–El funcionamiento de los servicios locales se encuentra limitado por la falta de recursos (materiales, instrumentales, humanos, etc). Debe existir un servicio local en cada barrio, dotado del equipo interdisciplinario con la cantidad de profesionales y operadores y recursos necesarios para abordar las problemáticas que surgen de la demanda en terreno. Hay que terminar con la precarización laboral que sufren los trabajadores del sector en particular y los empleados municipales en general, efectivizando su ingreso a la planta permanente del Municipio, pero peleando por un salario acorde a la canasta familiar, hoy los municipales tienen sueldos apenas por encima de la línea de indigencia y muy por debajo de la de pobreza. Se debe garantizar por parte del Municipio el derecho de los trabajadores a la capacitación en servicio (en horario laboral) y la estructuración de espacios de interconsultas y supervisión, junto con el derecho de asistencia a jornadas y congresos de actualización profesional. Además de la libre organización gremial de todos los trabajadores.

“Es necesario un programa de emergencia para la niñez y juventud, que impulse centros recreativos, becas educativas, comedores, políticas de acceso a la vivienda”

–¿Que propuestas tendría desde la Municipalidad para acompañar el trabajo de las organizaciones no gubernamentales que contienen a la niñez? –¿Sería posible fomentar medidas para garantizar un salario a los trabajadores? ¿Qué aporte financiero destinaría para sostener el trabajo que se lleva a cabo en estas organizaciones y cómo llegaría?
–Las becas (provinciales) otorgadas a las ONGS son absolutamente insuficientes para garantizar la enorme demanda que abordan estas instituciones. Estas instituciones deben contar con aportes estatales para poder sostenerse, con el personal necesario bajo convenio, evitando así la rotación de profesionales que dificulta los abordajes a mediano y largo plazo.

(Foto: Gabriela Hernández, Archivo La Pulseada)

–¿Cómo cree que se cubren las noticias vinculadas a la niñez? ¿conoce la existencia de protocolos para su abordaje? ¿tomaría medidas si se incumplen?
–Los medios no pueden (ni deben) brindar información y datos sobre niños vinculándolos a delitos. No pueden actuar de manera que estigmatice y/o perjudique a niños, niñas y adolescentes. En general ésta obligación no se cumple y el Estado mira para otro lado cuando los medios asocian deliberadamente niños y pobreza a delincuencia.

–¿Cómo empezaría a incorporar, difundir y escuchar la voz de los niños como colectivo que tiene características propias que deben ser tenidas en cuenta?
–Como enuncié en otra pregunta más arriba, nuestra concepción parte de una mirada de les niñes y jóvenes como sujetos de derechos, como protagonistas en la toma de decisiones y la búsqueda de su propio futuro. La juventud viene de ser protagonista de un gran movimiento de lucha como la marea verde, de demostrar que puede construir con métodos democráticos y combativos, instalar agenda política e irrumpir en la escena nacional. Apostamos a esa juventud como protagonista de los grandes cambios sociales, luchando contra la precarización de sus vidas y la también la precarización de los peores trabajos siempre. Sin escuchar a les pibes y permitirles ser parte de la resolución de su propia vida, es impensable construir la fuerza social necesaria, junto a la clase trabajadora, para terminar con esta realidad donde la mitad de les niñes son pobres, el 40% recurre a asistencia estatal para alimentarse, el 32% tiene necesidades básicas insatisfechas y el acceso arte, la recreación y la cultura son privilegios para una inmensa mayoría.

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *