Con un mural, barrio Norte homenajea al “vecino solidario”

La iniciativa surgió después de la inundación de 2013. La realización fue colectiva. La obra está ubicada en la escuela de 7 y 32 y se inaugura este miércoles 2 a las 15.

Vecinos del barrio Norte de La Plata que se reúnen en asamblea ya desde la inundación de 2002 inaugurarán este 2 de abril, en 7 y 32, un mural de mosaiquismo en “homenaje al vecino solidario”. En esa zona del casco urbano, muy castigada por el agua el 2 de abril de 2013, los asambleístas sienten que los lazos tejidos en la emergencia dejaron una marca.

Mural Bº norte
El mural de mosaiquismo en homenaje al vecino solidario que realizaron vecinos nucleados en la asamblea de barrio Norte.

Durante el año pasado, vecinos que se reconectaron o se conocieron en la asamblea barrial después del dramático anegamiento, así como alumnos de la escuela E.P.B Nº 102, encontraron en la iniciativa de una artista plástica un espacio de contención. Andrea Marder puso el diseño y la dirección, y entre todos fueron aprendiendo la técnica del mosaiquismo y avanzando en la concreción del mural. De la coordinación de los talleres también se ocupó Damián Demaro, el primer diseñador de La Pulseada.

Con la consigna “La Plata no olvida”, esta asamblea barrial se enorgullece en invitar a la comunidad a la inauguración de la obra, que se realizará a un año, el 2 de abril, a las 15.  En el acto los asambleístas homenajearán también a las víctimas fatales de la inundación.

Lazos y contención

Para Demaro, los lazos tejidos esos días “modificaron la parte social del barrio”. Por ejemplo, “nos permitió después hacer una chocolatada, algo que en otro contexto no hubiera sucedido, e hicimos un taller para enseñar la técnica de mosaiquismo”, le contó a La Pulseada para su edición de octubre.
Con el tiempo, al proyecto del mural “se acercaron personas que no pueden ir a la asamblea porque están psicológicamente mal pero no querían darle la espalda a la tragedia. Y valió la pena”, detalló Demaro. La contención psicológica para las víctimas fue una más de las ausencias del Estado después de la catástrofe.
El mural de barrio Norte se suma a otras obras realizadas por colectivos de vecinos en el casco urbano, como en parque Castelli, donde el año pasado surgió el primer monumento en homenaje a los fallecidos desde el 2 de abril. La asamblea, “además de informarnos de un montón de cosas técnicas de las que no tenemos idea, nos contiene —contaba el año pasado en diálogo con esta revista Lucas Ibarlucía, delegado de Castelli—. Vas a tomar mate con vecinos y encontrás que la casa está en ruinas y si se quedaran ahí estarían todo el día deprimidos, llorando…”.

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *