AReCIA acompañó la presentación del “Manifiesto No al Silencio”

La Asociación de Revistas Culturales e Independientes de Argentina (AReCIA) participó de la convocatoria frente al Ministerio de Relaciones Exteriores en la que la Asamblea de Mexicanos y Mexicanas, junto a periodistas, organizaciones sociales y sindicatos, presentó una carta ante la canciller Susana Malcorra para exigir un pronunciamiento claro y contundente del Estado argentino respecto a las violaciones sistemáticas a los derechos humanos cometidas en México desde el inicio de la llamada “guerra contra el narcotráfico”.

La concentración se produjo luego del asesinato del periodista Javier Valdez Cárdenas, sexto reportero masacrado en 2017 y uno de los 126 profesionales de la comunicación muertos desde 2000.

La carta subrayó las cifras que permiten dimensionar el horror en México:
*Más de 100 mil personas asesinadas.
*Más de 30 mil personas desaparecidas.
*Más de 100 periodistas asesinadxs.
*Decenas de miles de feminicidios sin investigar.
*Por lo menos 14 defensorxs de derechos humanos asesinadxs.
*Por lo menos 90 mil personas desplazadas de sus pueblos, de sus ciudades, por la violencia.
*Decenas de miles de niñxs huérfanos ante el asesinato o desaparición de sus padres y/o madres.
*Se han descubierto 855 fosas comunes con más de 1500 cadáveres amontonados, sin identificar. Las encuentras los familiares que buscan a sus desaparecidos sin ayuda del Estado.
*Nos siguen faltando los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

El texto también recuerda a las periodistas asesinadas. “Entre los seis periodistas asesinados este año se encuentra una mujer, Miroslava Breach, a quien el 23 de marzo ejecutaron a tiros en Chihuahua, en la puerta de su casa y frente a su hijo. Con ella, son 17 las periodistas asesinadas desde el 2010 en México. Omitir a las periodistas mujeres asesinadas es no solo invisibilizar el crimen cometido contra ellas, sino también su labor periodística”.
Además, agregó: “Los periodistas asesinados no denunciaban sólo los crímenes del narcotráfico, sino del Estado, por ejemplo las masacres en las que el Ejército ha manipulado escenas del crimen, las torturas cometidas por las fuerzas de Seguridad, así como la persecución y las amenazas de gobernadores y alcaldes y funcionarios en general”.
Y advirtió: “En México hay mucho dolor. Es un país que está permanentemente en duelo, donde todo el territorio se ha convertido en un cementerio. El silencio es cómplice”.
Luego, se leyó el Manifiesto No al Silencio, que AReCIA apoyó.

Aquí lo reproducimos: http://revistasculturales.org/manifiesto-no-al-silencio/

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *