ALHAMBRE

Número 59. Mayo de 2008 /EDITORIAL

LA RENTA DEL CAMPO Y EL PAN RETENIDO. Mientras en Salto un nenito de meses se moría desnutrido por culpa de una sociedad que no le prestaba atención, los dueños de la tierra salieron a las rutas a defender sus privilegios, en un espectáculo televisivo mirado por todos. Y lo hicieron evitando que los alimentos lleguen al resto de la población. Dos caras bien opuestas de un mismo país que debe discutir cómo se reparten las grandes riquezas que produce.

LA GUARDIA HEREJE. El domingo 18 de mayo, a las 20, le pondrá música al festejo de los 6 años de La Pulseada. Hoy, el cantante y letrista del grupo, Jorge Alorsa, le pone palabras a nuestra revista y define: “Hacemos un tango que no está dedicado exclusivamente a los tangueros, aunque a ellos también les gusta. Nuestra música engancha a tanta gente porque es música popular, es simple, no es rebuscada”.

LA GRIETA. ¡Entren y lean! Arrancó el vagonbulanterobibliofabulero… ¡Vayan y disfruten!

INUNDACIONES. “Me encomendé a Dios, agarré la virgen con una mano y mi perro con la otra”, cuenta Ana del barrio El Rincón, una de las tantas víctimas de las inundaciones que perdieron lo poco que tenían y que todavía esperan respuestas.

CUENTOS DE NAVEGANTES. Alfaguara acaba de publicar un libro con textos recopilados por nuestro compañero Juan Bautista Duizeide. En el prólogo, Arturo Pérez-Reverte dice: “El trabajo de rastreo y selección resulta oportuno e impecable, y su resultado es de una belleza que sabrán apreciar tanto los lectores aficionados al mar como los que se conforman con mantener asentados los pies en una tierra firme que, lamento ser aguafiestas, no es en realidad tan firme como parece”.

BARUYO. El regreso a La Pulseada de los pibes del Hogar del padre Cajade.

Publicaciones Relacionadas

1 Comment

  1. sebastián

    Hola Amigos de La Pulseada,
    Dado los trágicos momentos que estamos pasando nuevamente, les pido si pueden subir la nota de este número 59 sobre las inundaciones de La Plata en febrero de 2008. Yo tengo la revista en papel pero me gustaría tenerla digital para compartirla y que nos ayude a reflexionar sobre todo lo que no se hizo desde aquel entonces (y de mucho antes) para que esto volviera a suceder.
    un abrazo
    sebastián

    Reply

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *