Yo te doy una canción

141-HeffesDesde hace más de treinta años, Daniel Heffes es uno de los grandes difusores de la música comprometida argentina y latinoamericana. La Pulseada dialogó con el creador de programas que ya son clásicos de la radio en La Plata.

Por Carlos Gassmann

“Salud a la cofradía/trotacalle y trotamundo, /todo nos falta en el mundo/todo, menos la alegría”. Así, con esos versos de Raúl González Tuñón bellamente cantados, se abre cada domingo, a las once de la mañana y se extiende hasta la una de la tarde, por Radio Universidad, “La cofradía”, el actual programa de Daniel Heffes.

Es apenas el espacio radiofónico actual de una serie de ciclos memorables que han tenido como impulsor a este médico endocrinólogo de profesión y propalador de las mejores canciones testimoniales del país y del continente por vocación. Siempre, fiel a su pensamiento, a través de emisoras comunitarias o públicas.

En sus programas hay palabras que ilustran las canciones. Y canciones que ilustran las palabras. También hay notables entrevistas a artistas en particular y luchadores por la justicia en general. Todo, en su conjunto, marcado por un compromiso con la defensa de los Derechos Humanos y las causas de los sectores populares.

Así respondió Heffes a las preguntas de La Pulseada:

 – ¿Cómo podría sintetizarse tu ya larga trayectoria en la radio?

Empecé en 1985 en Radio Universidad. Primero como musicalizador y luego conduciendo “Tiempo de vivir”, junto a Ulises Barbosa y Daniel Molina, los sábados, de 10 a 12 de la mañana. De ahí pasé a Radio Provincia, donde participé de “La siesta de Provincia” junto a Marcelo Simón, y a FM Futura, los sábados, en el mismo horario y con el mismo equipo, a hacer “De par en par”. Más tarde Ulises se fue y seguimos con Molina hasta 2003. Ese año nos fuimos a Radio Provincia con “La cofradía” y en 2004 arrancamos con el mismo programa, juntos, hasta la muerte de Molina y luego yo solo. En el medio estuve en FM Difusión de Berisso con “El día del arquero”, junto a Graciela Sandoval, y tuve un corto regreso a Radio Universidad, entre 1999 y 2001, con “Siempre se vuelve al primer amor”, también con Graciela Sandoval. Además conduje la mañana de la FM de Provincia en 2003 y desde 1995 hasta que terminó fui columnista de “Juana Pimienta”, el programa de Liliana Daunes, en FM La Tribu de Capital Federal. Posteriormente la acompañé en “La rosa brindada” en Radio Ciudad de Buenos Aires. Asimismo, hice micros en La Folklórica de Radio Nacional, intervine como columnista en el programa de Marcelo Simón y actualmente estoy los viernes, también en La Folklórica, junto a Emiliana Merino.

– ¿Cómo conviven en vos el médico y el hombre de radio?

No conviven. Son dos esquizofrénicos. Uno trabaja hasta el viernes al mediodía y el otro, el fin de semana. Trato de no mezclarlos, de ser posible.

– ¿Difundís fundamentalmente material propio? ¿Cuántos discos tenés aproximadamente?

  Solamente paso material propio. No concibo la idea de un programa musical con los temas elegidos por otro. Y privilegio lo que se dice por sobre la melodía. Discos, entre compactos y vinilos, tengo unos diez mil, que se salvaron casi todos de la inundación a fuerza de subirlos a la planta alta de mi casa.

– ¿Qué características tiene que tener un tema para que lo elijas para difundirlo?

Buena letra, buena interpretación y, si es posible, buena música, en ese orden.

Parte importante del programa de Daniel son las entrevistas a cantantes, actores, artistas, periodistas y militantes políticos y sociales. La lista de reporteados es impresionante e incluye, entre otros, a María Creuza de Brasil; “Quilapayún”, Isabel Parra, Ángel Parra, Patricio Manns y la actriz Verónica Oddó de Chile; Eva Ayllón, Miryam Quiñones y Susana Baca de Perú; Cecilia Todd, Lilia Vera y Soledad Bravo de Venezuela; Joaquín Sabina, Víctor Manuel, Ana Belén, Luis Eduardo Aute, Luis Pastor, Uxía, Javier Ruibal, Martirio, Patxi Andión, Rosa León, María Dolores Pradera, Silvia Pérez Cruz, Kepa Junkera, Marina Rosell y María del Mar Bonet de España; Lila Downs, Eugenia León y Alejandro Filio de México; Luis Enrique Mejía Godoy de Nicaragua; Daniel Viglietti, José “El Sabalero” Carbajal, Pinocho Routin y Alejandro Carbajal de Uruguay; Vicente Feliú y Rita del Prado de Cuba; Mísia y Dulce Pontes de Portugal; Lucecita Benítez de Puerto Rico y Estela de Carlotto, Hebe de Bonafini, Adelina de Alayes, Licha de la Cuadra, Javier Villafañe, Cuchi Leguizamón, Leda Valladares, Miguel Ángel Solá, Graciela Dufau, Pepe Soriano, Juan Carlos Gené, Atahualpa Yupanqui, Mercedes Sosa, Horacio Molina, Palo Pandolfo, César Isella, Julio Lacarra, Liliana Daunes, Mónica Abraham, Teresa Parodi, Melania Pérez, Jorge Marziali, Silvia Iriondo, Elsa Osorio, Liliana Felipe, Adrián Goizueta, Miguel Cantilo, Roque Narvaja, Hilda Herrera, Eduardo Aliverti, Jorge Schussheim, Marilina Ross, Jorge Fandermole, Lito Nebbia, Juan Carlos “Tata” Cedrón, Víctor Heredia, Gabo Ferro y Franco Luciani de la Argentina.

– De los cientos de reportajes que has hecho al aire, ¿a cuáles recordás de una manera especial?

Hoy particularmente,  a pocas horas de su muerte, recuerdo la entrevista con Adelina de Alaye, a quien tanto quise y que hizo casi toda la nota tomándome de la mano. También me acuerdo que le hice un reportaje telefónico a Yupanqui el día anterior a que se fuera a París, donde moriría un mes después. Creo que fue la última entrevista que dio. Y también recuerdo la aparición sorpresiva por la radio, un sábado a la mañana, de Leda Valladares.

¿A quiénes te hubiese gustado o te gustaría entrevistar y quedaron como -o son todavía, por algún motivo- materia pendiente?

– Me hubiese gustado mucho reportearla a María Elena Walsh. Tenía pautada una nota con ella en el Coliseo Podestá, donde le entregaban un premio. Llegó tarde y cuando arribó se le abalanzó un montón de gente. Le propuse dejar la nota para otro día. Me dijo: “Te lo agradecería mucho”. Pero la entrevista nunca se hizo y esas terminaron siendo las únicas palabras que crucé con ella. Con Paco Ibañez y con Joan Manuel Serrat quise hablar muchas veces, pero nunca lo conseguí por más que lo intenté. Y también, de haber sido contemporáneo de ellos, me hubiese encantado conversar con muchos, muchos luchadores de los años ’60 y ’70.

– Algo original de tu programa son las coplas (ver recuadro) que lees para comentar irónicamente las noticias de cada semana. ¿Cómo nació esa idea?

Las coplas son de Luis Hopman. Las escribía para un aviso que leíamos en FM Futura durante el menemismo. Después, en “Juana Pimienta”, las convertimos en “noticias cantadas”. La cubana Mayra Ibarra las entonaba y les ponía la música de algún tema conocido en el momento. Con el macrismo me pareció que era hora de que las coplas volvieran.

 

La actualidad hecha verso

Al modo de los antiguos trovadores, los sucesos de la semana se comentan versificados cada domingo en “La cofradía”. Antes fueron cantados y ahora son leídos por el propio Daniel Heffes. He aquí sólo una muestra de las estrofas con las que Luis Hopman satirizó durante el mes de mayo pasado este momento especialmente crítico que nos toca vivir:

“Aunque sea de forma aviesa,
hace que parezca grácil;
como comprobó el juez Griesa
Macri tiene el Pago Fácil”.

“Martín  Fierro, sin decoro
tuvo a su público inquieto;
Lanata se llevó el oro
(desde que está con Magnetto)”.

“El jueves salió la Ley,
para el Congreso fue un reto,
pero después llegó el rey
y la anuló con un veto”.

“El campo siempre regatea,
mientras el peón pone el lomo;
cerraron el Renatea
y todo a pedir del Momo”.

“Antes era con fusil
o con golpe de finanzas;
ahora, como en Brasil,
con los medios les alcanza”.

“Es bueno que se revise
a quién le dan el poder,
como en Brasil, cuyo vice,
es un hombre de Temer”.

“Aranguren no repara
en mover su lengua larga,
”no carguen nafta si es cara”,
con esa frase… nos carga”.

“Aunque no tengas un mango,
nunca te movilices,
no te arrastres hasta el fango,
pues por ley somos felices”.

“Vargas Llosa está presente,
como siempre en estas fechas;
escritor y presidente
estrecharon sus derechas”.

Apasionado de la buena música

Por Liliana Daunes

Daniel es médico y comunicador, pero por sobre todas las cosas es un apasionado de la buena música. De esa que abreva en las fuentes de la belleza y el compromiso que identifica a los pueblos, la que transmite emociones reflejando sus luchas, marcando ritmos, deteniéndose en paisajes, abriendo puertas y creando puentes.

Gran difusor de la diversidad cultural de la América nuestra, las y los creadores e intérpretes tienen en sus espacios un lugar fundamental para llegar a la gente con sus propuestas y compartir pulso y poesía, búsquedas y mixturas.

Puede Daniel, en diálogos tranquilos, acercarnos a las reflexiones de los artistas populares. Y por allí va, en las orillas del aire, inventando encuentros.

Tipo necesario este amigo, al que alguna vez, a lo largo de nuestras complicidades radiofónicas, lo llamé “Juan Pimentón”, y en otras “doctor en cosas raras” o el “cumpa de esos que no se consiguen…” Siempre con muchísimo cariño, admirando su sensibilidad, su memoria y su sabiduría de humano sentipensante.

Publicaciones Relacionadas

1 Comment

  1. Carlos Gassmann

    El agradecido soy yo, Daniel. Me alegro mucho de que te haya gustado la nota. Cualquier domingo de estos me aparezco por la radio para llevarte ejemplares. Un abrazo…

    Carlos Gassmann

    Reply

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *