Un cumple y una entrevista

En esta segunda entrega de Baruyo (nueva generación), quisimos hacer un número dedicado al cumpleaños de Carlitos Cajade, que hubiese festejado 62 años el pasado 2 de mayo. La idea es recordarlo a través de algunas anécdotas y por eso charlamos con gente que lo conoció, como Romi, el Moqui, alguno de los padres de los chicos de Baruyo, Mariano Gulino, el Gordo Pereyra. Nos parece importante recordar siempre al Cura porque fue el que empezó esto. Se frenó y dijo: “Acá la Iglesia está mal parada, está pensando en hacer plata y no está pensando en serio en la palabra de Dios”. Fue el que frenó un poco el carro, el que decidió no ir a la capilla a hacer guita, sino que decidió meterse en el barro a cuidar gente y encima con algo tan jodido como es meterse con pibes de la calle, sabiendo que tanto decían que los pibes de la calle eran esto y aquello. Él sin ningún problema se metió, sin importarle lo que le pudiera pasar o lo que pudieran hablar de él y la fama que se pudiera hacer.

En este número de Baruyo, las anécdotas las cuenta gente que lo conoció bien porque hay gente que habla de él sin conocerlo. Acá, en el Barrio Aeropuerto, por ejemplo, hay gente que gracias a él tiene su casa. Antes tenía una casa de madera, pero ahora es de material. Y no pasan el mismo frío que pasaban antes.

Los chicos y las chicas de Baruyo preparamos este editorial
charlando un miércoles en Casa Joven sobre el contenido de estas páginas

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X