Teléfono…

Nota principal: Programa Niñez: “La inundación mostró un sistema que no daba respuestas”

Carola: Cuando uno ve a un pibe en situación de riesgo tiene que llamar a un teléfono que no sea el de la policía, pero tiene que llamar a un teléfono. Cuando a un pibe lo están violando en la casa, no es cierto que los trapitos se lavan en casa. Eso es obligación de todos. Si a un pibe lo cagan a palos y la maestra lo ve, tiene que llamar al sistema de promoción y protección. ¿Pero a quién en el sistema de promoción y protección? Esa es una gran pregunta. Porque la verdad es que nosotros nos encontramos con que los funcionarios que están actualmente ocupando cargos en el relativo sistema de promoción y protección vigente, comparten las concepciones absolutamente moralizadoras y de chivo expiatorio de los jóvenes, y de la familia de estos jóvenes. Y no saben escuchar a los jóvenes sin violentarlos.

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *