Las otras voces|Agosto 2010, 5

Radios escolares: composición tema “la radio”

Apoyadas por programas educativos nacionales o provinciales, o motorizadas por pura iniciativa de docentes y alumnos, las radios escolares nacieron vinculadas a nuevas concepciones pedagógicas, pensadas como vehículos para promover el desarrollo de la expresión oral en los alumnos. Con el tiempo, a medida que los chicos se fueron apropiando de ellas, muchas empezaron a mostrar un potencial como medios de comunicación social integradores, más allá de los muros educativos. Hoy, con el espacio que la nueva ley abre para los medios comunitarios, se consolida la idea de repensar a las radios de las escuelas como radios en las escuelas. Radios que inciden con fuerza en sus comunidades, expresan a sus juventudes, unen familias en la distancia y hasta generan vocaciones y fuentes de trabajo. Que pueden y deben tener, en definitiva, un papel importante en la batalla por democratizar la comunicación en Argentina. Las emisoras escolares son cientos y conforman un mapa heterogéneo de realidades y objetivos. Presentamos a algunas de ellas.

Pablo Antonini y Josefina López Mac Kenzie

(Colaboración en informes y fotos: Amanda Alma, Pepe Frutos, Juan Manuel Bruno y Daniel Fossaroli, del Equipo de Formadores del Foro Argentino de Radios Comunitarias)

 

La piedra fundamental

Nombre: FM Sensaciones, 90.5, Escuela de Educación Agropecuaria Nº 1

Localidad: Fortín Olavarría, Rivadavia, Buenos Aires

Inauguración: 1994

“Nuestra radio nació con el proyecto ‘A saltar la pared’, en 1994, impulsado por el Senado de la provincia de Buenos Aires -recuerda hoy el docente Enrique Gustavo López-. La ganó en un concurso un grupo de 10 o 12 chicos que empezaron en esos primeros años muy entusiasmados. Estuvieron abocados a la radio desde el principio, fueron la piedra fundamental de esto: la construyeron, la armaron, la pintaron, pusieron los equipos, se encargaron de la música…”.

Fortín Olavarría es un pueblo de 1.200 habitantes ubicado en el noroeste bonaerense. Como describe Enrique, “los jóvenes se van yendo de los pueblitos y van apareciendo otros. Por eso, lo que tal vez nos faltaría es integrar un poquito más a la gente joven del pueblo”. Y define: “La radio en nuestro pueblo significa todo: es un contacto diario entre familias, entre gente que se conoce de caminar por las calles, entre gente que tiene las mismas situaciones edilicias, problemáticas. Es una comuna muy chiquita, donde nos conocemos todos. La radio es un nexo entre las familias”.

 

“Llegar a ser la radio de la comunidad”

Nombre: FM Médanos, 102.5, Escuela Nº 4-017 “Bernardino Izuel”

Localidad: Villa Atuel, San Rafael, Mendoza

Inauguración: 1996

Villa Atuel es una localidad de 4.000 habitantes envuelta en fincas de frutales, olivos y viñas, a 60 Km. de la ciudad mendocina de San Rafael. La escuela Bernadino Izuel, una de las dos secundarias del lugar, ofrece una tecnicatura en Química, tiene biblioteca, comedor escolar, internet y la radio, que funciona con un transmisor M31 y tiene un alcance de 7 Km.

En la Villa hay otras dos radios, y hoy la función principal de Médanos es escolar: canaliza necesidades comunicativas de la escuela; se producen programas con los temas estudiados, para profundizar en ellos, y se difunde información escolar en forma aislada. Pero el docente Alfredo Moreno, uno de los responsables de la emisora, expresa su meta: “Ser la radio de la comunidad, llegar más allá de Villa Atuel, incluso hasta San Rafael”. Para eso, “nos gustaría poder concientizar mejor a todos los docentes para que la usen como herramienta educativa”, sueña y proyecta.

 

Amor en el desierto

Nombre: FM Creciendo, 100.3, Escuela Hogar N° 157

Localidad: Puelén, La Pampa

Inauguración: 1997

FM Creciendo es el principal medio de comunicación de Puelén, un poblado de 350 habitantes enclavado al oeste de La Pampa, allá donde el río Colorado traza el límite con la provincia de Río Negro. Marisa Kleiber, docente, fundadora y uno de los principales motores de la radio, explica que para llegar a Puelén hay que atravesar “el mal denominado ‘camino del desierto’, que se llama así por la conquista del desierto”. Y agrega: “Como nosotros estamos a favor de reconocer a nuestros pueblos originarios, queremos hacer la intentona de cambiarle el nombre, y que lleve el nombre de algún aborigen. Vivimos ahí y amamos el lugar”.

La emisora está en la escuela hogar, donde hay 26 maestros, 30 no docentes y 233 alumnos, la mitad de los cuales pasa períodos de 45 días internado allí, lejos de su familia. El proyecto radial nació en 1997. Ahora quieren instalar una antena más potente y llegar a Colonia 25 de Mayo, un pueblo pampeano de 6.000 habitantes que tienen a sólo 60 kilómetros pero aún sienten lejos.

Transmiten las 24 horas, y entre las 10 y las 22 hay 34 programas, hechos en gran parte por los chicos. “El primer objetivo era que tuvieran una mayor fluidez oral -dice Marisa- y que la radio sirviera como puente de comunicación con las familias del campo, que es muy alejado, porque es todo zona de desierto”. La emisora es entonces un lazo fundamental entre los chicos y sus familias. “Al finalizar su programa habitual, siempre piden saludar a sus padres por la radio. Esa es la lógica de la escuela. Es más, como hasta el año pasado allá no había señal de celular, los papás se han subido a una loma y han llamado a los hijos para decir que los habían escuchado, y qué lindo salía todo”. Y el año pasado, un cumpleaños se festejó por la radio para que la familia del alumno pudiera escucharlo. “También se pasan pedidos como: ‘Juan o Luis del Puesto Los Piquillines tiene una oveja con marca tal, esperamos al propietario’”, ilustra Marisa.

“Pensá que van a buscar los chicos a 180 Km. dentro del desierto y tardan 6 horas, porque los caminos son muy inhóspitos —amplía Marisa—. Por eso es tan importante la radio. Y la gente se acerca muchísimo. Todos se enamoran de nuestra radio, que está abierta a toda la comunidad. Todo esto nos llevó años de manejo, conocimiento. Primero rompían cosas… pero ahora, cuánta autonomía, responsabilidad, compromiso, expresión”.

Para Marisa, tanto los chicos como la radio han ido madurando. Y lo mide desde un aspecto central: “La capacidad de expresión y de organizarse solos. Van y hacen su programa, ponen sus horarios, eligen el nombre, todo lo hacen ellos. La manejan íntegramente. Yo sólo lo escucho y les digo “sí”. Nunca digo que no. Siempre con libre expresión, dentro de los parámetros escolares. Por ejemplo, música cumbiera que diga malas palabras no, porque está en un contexto que hay que respetar. Pero después escuchan todo tipo de música. Y los chicos están encantados y se sienten importantes en la radio. Es una maravilla verlos expresarse”.

“Creciendo” también es el espacio desde donde transmiten sus mensajes la Municipalidad y la cooperativa eléctrica, las iglesias católica y evangélica, y la doctora del lugar, que hace un programa de prevención en salud. Y hay otro fenómeno en torno a la radio, que no fue planificado: sirvió a los alumnos de la escuela como salida laboral. “Hoy un 10% de alumnos egresados trabaja en radios o equipos para animar fiestas, o manejo para dar cine en el pueblito”, cuenta Marisa, también sorprendida. “Y para nosotros es un orgullo”.

 

“Que vengan mamá, papá, hermanos, abuelos…”

Nombre: Aranduce, 106.5, Escuela Nº 472, “Provincia de Córdoba”

Localidad: Mercedes, Corrientes

Inauguración: 1997

Mercedes es una ciudad ganadera que alberga a más de 40.000 habitantes y al famoso santuario al Gauchito Gil. La radio Aranduce está al aire desde la primavera de 1997. Trabaja con información puramente escolar, no tiene programas aparte del “Taller de radio”, que se difunde, y sólo transmite de 8 a 12, aunque llega a todo Mercedes gracias a un excitador M31 de 25, prestado.

La maestra Stella Maris Barcala es la directora de la radio. El responsable del taller es Elvio Riquelme, paraguayo, correntino por adopción y recitador del grupo de chamamé Vera Monzón. Cada día, un grado distinto se mete al estudio a trabajar con él. Todos los docentes destacan el rol pedagógico de Aranduce. Su función principal es afianzar la expresión oral de los chicos, que “incorporan contenidos casi jugando” y se vuelven “más expresivos que de costumbre”. Aunque también difunden saberes populares y campañas de bien público, como la que promueve la donación de sangre o una que instruye en educación vial.

El año pasado, los chicos reunidos acordaron que la radio “debe informar, entretener, educar, acompañar y difundir nuestra música”, y que su programación debe incluir “noticias, cuentos, saludos, colmos, trabalenguas, chistes, adivinanzas, recetas, programas deportivos y de medio ambiente, tener móviles en los recreos y concursos de lectura”. Además, pidieron que se sumen a la radio “mamá, papá, hermanos, abuelos”.

 

Comunicar para comunicarse

Nombre: Frecuencia San Francisco,  93.7, Escuela Nº 838

Localidad: Paraje Albordones, Empedrado, Corrientes

Inauguración: 1998

Están al aire desde diciembre de 1998, en la escuela Nº 838 de Albordones, un paraje rural distante 50 Km. de la ciudad de Corrientes. Allí viven 32 familias de pequeños productores rodeadas de monte, esteros, chamamé, tereré y el asedio insistente de la soja transgénica. Al paraje llegan canal 13 de Corrientes y TV por cable si se tiene Direct TV. Pero si no fuera por la emisora escolar San Francisco, no habría una sola radio propia del pueblo.

El director de la escuela es Orlando Oviedo. Cada día, se interna en el monte con su camioneta para buscar a los estudiantes, porque sino “sobran los motivos para que no los manden a la escuela”. Oviedo agrega que ideó la radio para que los chicos aprendan a comunicarse bien en español, además de en guaraní, su lengua materna, “porque si van a la ciudad a estudiar o trabajar los discriminan, y se les hace difícil comunicarse con los demás”.

Por eso los maestros del lugar la conciben fundamentalmente como una herramienta para desarrollar la expresión oral y estimular el aprendizaje en general. La escuela no tiene acceso a internet, la radio transmite pocas horas y les falta apoyo para consolidarse como medio comunitario. Pero tienen futuro: cuentan que los alumnos se entretienen haciendo los programas y se ensanchan de contentos cuando sus vecinos los reconocen por algo que dijeron en la radio.

 

Una radio que explota

Nombre: FM Nitro 107.9, Escuela de Educación Técnica Nº 2, Ingeniero Felipe Senillosa

Localidad: Tandil, Buenos Aires

Inauguración: 2001

En internet: www.lanitro1079.com.ar

La radio nació en 2001, con un proyecto armado por estudiantes de tercer año en una feria de ciencias, que logró apoyo del Ministerio de Educación con recursos para comprar equipos. “A partir de ahí, la instalación de la radio, el armado del transmisor, lo hicieron chicos de la escuela”, recuerda el docente Juan Manuel Fernández, director de la emisora. “Yo empecé a armar el estudio con paneles, con vidrios, algunas cosas que conseguimos de otra radio que dejó de funcionar allá. Y así se fue armando de a poquito, con cada chico haciendo su programa durante casi todo el día”.

Empezaron transmitiendo en la frecuencia 97.7, pero “hace dos años un privado compró ese dial, empezó a pasar la misma música que pasábamos nosotros y bueno, nos tuvimos que mudar”, recuerda hoy. En un momento, desde la dirección de la escuela lo convocaron para organizar un poco la radio porque “para los chicos era como un lugar de estar de ellos, hacían cosas interesantes pero les faltaba una orientación. Empezamos a trabajar con mi hermano, que es profesor de música en la escuela. Él los llevaba, les contaba cómo funcionaba una radio, cómo armar programas, y yo quedé más abocado a la parte técnica”.

“Estamos ubicados casi en el centro de la ciudad y nuestra idea es poder contar desde adentro hacia la comunidad de afuera. O sea, al revés de lo que pasa en otras radios, que buscan que la comunidad entre dentro de la escuela -distingue el docente-. En su momento se vio más que nada como una radio escolar, porque la hacían mucho los chicos. Desde mi llegada se ha apuntado más a que no sea sólo un medio para que los chicos comenten sus cosas, sino a que se pueda armar una radio que se escuche, que sea lo más profesionales posible. De a poco la gente va sabiendo y muchos se asombran porque hay una radio adentro, que se escucha bastante en Tandil, y realizada por chicos”.

 

“Sólo teníamos televisión”

Nombre: FM Suyai, 90.7, Escuela de Educación Media Nº 2

Localidad: Bellocq, Carlos Casares, Buenos Aires

Inauguración: 2007

Era agosto de 2007. Mientras transmitían la fiesta anual tradicional “Viva Bellocq”, que se hace “para revivir las raíces de nuestro pueblo”, nacía la radio. La iniciativa fue de ex alumnos que años atrás habían ganado un premio de $5.000 y pasaron mucho tiempo buscando invertirlos en una propuesta interesante para hacer desde la escuela hacia la comunidad. Cuando la encontraron, eligieron nombrarla Suyai, que en mapuche significa esperanza.

Hoy, la emisora funciona donde estaba el laboratorio, y desde el principio la escuela planteó darle participación a la comunidad. Entre las estrategias utilizadas hubo encuestas para conocer gustos y necesidades de la gente, invitaciones populares a un concursos para proponer el logo y las consignas de la emisora, o convocatorias abiertas para realizar programas. Hoy, muchos ex alumnos participan haciendo programas de turismo o historia, e incluso producen guiones de radioteatros luego interpretados por docentes y alumnos.

“En nuestro pueblito, cuando se abrió, fue muy importante porque solamente teníamos televisión”, recuerda Mariano Astudillo, estudiante de 16 años. “Que haya radio, y que podamos hacerla nosotros en la escuela es muy lindo y una experiencia más para nosotros”. La radio como forma de intercambio, conocimiento mutuo, comunicación con la comunidad. Aunque tiene poco alcance, ahí nomás en el pueblo y un poquito de zona rural, es lindo porque se te acercan los vecinos y quieren participar, y es bueno que se integre la comunidad”, asegura Mariano.

Como a tantos otros, crecer con la experiencia de la radio también le ayudó a Mariano a definir su vocación: Me faltan dos años para terminar; estoy en 4to de la secundaria y pienso que cuando termine me voy a ir a estudiar, no sé si a La Plata o a Bolívar, que está la carrera de locutor”.

Dejar una respuesta