Tráfico de tentaciones|29 Octubre, 2017

Sismógrafos de nuestros tiempos

Instalación audiovisual
Manifiesto
Julián Rosefeldt y Cate Blanchett
Fundación Proa – Pedro de Mendoza 1929
Hasta el 5 de noviembre

“La civilización capitalista está en proceso de decadencia. Cría ahora guerras nuevas y devastadoras: el lejano oriente bulle con conflictos militares que tendrán consecuencias de gran alcance para la humanidad. La crisis actual desnudó al capitalismo. Más que nunca, se revela como un sistema para el robo y el fraude, el desempleo y el terror, la hambruna y la guerra”. Esta certera definición no fue escrita ni aquí ni ahora. Pertenece al “Manifiesto Boceto” publicado en 1932 por el John Reed Club de Nueva York y forma parte de una inquietante muestra que se desarrolla en la Ciudad de Buenos Aires. Manifiesto es una instalación audiovisual: 13 pantallas reproducen en forma simultánea minipelículas –el diminutivo es sólo por su duración– con fragmentos seleccionados por Julián Rosefeldt en un collage de 50 textos de los manifiestos artísticos y políticos más importantes de la historia. La magistral Cate Blanchett encarna los diferentes personajes: vagabundo, punk tatuada, viuda en un funeral, científica, CEO en una fiesta privada, maestra, madre conservadora, presentadora de noticias y reportera, trabajadora en una planta incineradora de basura, corredora de bolsa, coreógrafa y titiritera. Al lado de cada pantalla está impreso el texto correspondiente para ahondar en los distintos manifiestos que el autor nos propone pensar. Las películas no están en castellano. Esta característica nos despoja de la obligación de entender y nos obliga a sentir. Con escenas, tonos, miradas, movimientos, somos interpelados y con razón, porque como dice Julián Rosefeldt, “sería recomendable que leyéramos los manifiestos artísticos como sismógrafos de sus épocas”. Y de la nuestra.

Carlos Sahade

Dejar una respuesta