Un drama vigente

El precio de un hombreEl precio de un hombre


(“Le loi du marhé”, La ley del mercado)
Director: Stephane Brize
Guión: Stephane Brize y Olivier Gorce
(Francia, 2015)
93 minutos
La pérdida del trabajo, la búsqueda de un nuevo empleo (y las crisis y angustias que generan ambos procesos), son temas que el cine de todas las latitudes abordó en numerosas ocasiones. En nuestro país, esta problemática está dramáticamente vigente. Quizás por eso, y porque se estrenó en los primeros días de enero de este año, la magnífica “El precio de un hombre” pasó fugaz y desapercibida por los salas argentinas.

Protagonizada por Vincent Lindon, en un trabajo soberbio que le valió el premio a mejor actor en el Festival de Cannes 2015, la historia que se cuenta es la de Thierry, un trabajador manual que ha pasado los 50 años, padre de un hijo adolescente discapacitado, que busca trabajo. A la par que recorta gastos hogareños y que debate con antiguos compañeros sobre la utilidad o no de proseguir el juicio a la empresa que los despidió, transita un humillante camino hasta que logra ser contratado como empleado de seguridad en un supermercado. Obligado a vigilar y castigar delitos menores de hombres y mujeres como él, comienza allí otro drama, el que pone en crisis sus valores y convicciones, que se resuelve al final con una decisión drástica y liberadora.

“El precio de un hombre” despliega momentos de extensos diálogos y otros de un delicado y tenso silencio, escenas de acciones cotidianas y de contemplación del entorno, sin aburrir nunca y con una sobriedad que se ajusta perfectamente al personaje y al tema. Película realista, filmada con muchos actores no profesionales, brinda una mirada reflexiva y comprometida sobre una cuestión que, como se dijo, se extiende a nuestro alrededor, cada vez más trágicamente.

Emiliano Albertini

Dejar una respuesta