Promesa oficial

Nota principal: Bachilleratos Populares

La Pulseada entrevistó al Subsecretario de Educación de la Provincia, Daniel Belinche. “Los bachilleratos populares son instituciones que surgieron fundamentalmente en los momentos de crisis en los lugares donde es más difícil que lleguen las escuelas del Estado. Estamos en una etapa de reconocimiento para tratar de integrarlos al funcionamiento mínimo que requiere la Provincia, tanto desde lo edilicio, como por el modo en que se accede a los cargos, programas y demás, respetándoles la impronta que tienen estas escuelas que, en algunos casos, han desarrollado sus propias metologías, que son interesantes. Nuestra idea es apoyarlos, que se pueda normalizar la institución para que los docentes puedan cobrar, para que los chicos accedan a la Asignación Universal y puedan verse favorecidos con los beneficios de los planes estatales, las becas y todas estas cosas”.

-¿Pero ustedes reconocen la autonomía y las metodologías propias de estos proyectos?

-Si, pero también hay que considerar que nosotros hemos hecho una reforma muy profunda de la escuela secundaria y muchas de las cosas que hacen los bachilleratos populares están incluidas en la reforma del secundario.

-¿Los bachilleratos populares ponen en cuestionamiento a la educación pública?

-No, porque hay escuelas privadas laicas, religiosas, cooperativas, municipales. De todas maneras, la cantidad de instituciones de estas características en relación a la cifra que tiene la Provincia en instituciones educativas, es muy pequeña. Nosotros tenemos solamente en escuelas del Estado, tres mil escuelas secundarias y un millón y medio de alumnos.

-Pero es un llamado de atención que en el barrio Malvinas, por ejemplo, los alumnos del bachillerato popular no tengan un secundario para adultos cerca.

-Si, claro. Eso es lo que nosotros valoramos.

-¿Qué se evalúa a la hora de reconocer los bachilleratos?

-Si la escuela efectivamente existe, si los docentes dan clases, si las condiciones edilicias son mínimamente adecuadas, si se han mantenido en el tiempo y la matrícula ha crecido… Por supuesto que si yo tengo en una esquina un bachillerato de adultos y pongo en la misma esquina un bachillerato popular, pareciera tener menos justificación. Pero si esto ocurre en un barrio donde a los chicos una escuela le queda a 20 cuadras y los caminos no están en condiciones y esa es la alternativa… Nosotros no estamos promoviendo la existencia de bachilleratos populares, pero existen y como todo lo que existe, requiere un reconocimiento. Para nosotros, un pibe que va a un bachillerato popular, uno que va a una escuela privada y uno que va a una escuela pública, sigue siendo un mismo niño, adolescente o joven.

-Hay muchos pibes que quedaron afuera del sistema educativo formal.

-El daño que ha hecho el Polimodal es muy fuerte. Si hay un sector en el que hubo consecuencias graves por la aplicación de la Ley Federal de Educación es la escuela secundaria. Hoy hay un nuevo régimen académico, estamos en mejores condiciones de poder incorporar sin hacer desaparecer la impronta de todas estas escuelas que surgieron con la crisis.

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *