Obras en el arroyo Del Gato: incertidumbre por la situación del asentamiento qom

Ni siquiera fueron censados y no tienen información sobre su inclusión en los planes de relocalización, plantean desde la Facultad de Humanidades. Pidieron una reunión en el ministerio de Alejandro Arlía para manifestar la preocupación y gestionar una mesa de trabajo en el barrio.

En el barrio qom platense ubicado en la intersección de las calles 140, 138, 524 y 527, más de 50 familias padecieron la inundación del 2 de abril de 2013 sin la presencia de las cámaras de televisión . En la actualidad, los pobladores de este asentamiento, uno de los que ocupan la denominada planicie de inundación del “riachuelo” Del Gato, sufren el mismo ninguneo ante las obras de ampliación del arroyo planificadas tras aquella catástrofe, que hoy avanzan casi hasta sus precarias viviendas sin que ellos hayan recibido información precisa sobre su futuro.

Según un relevamiento del colectivo Tinta Verde, el agua alcanzó entre 1,30 y 1,50 metros y afectó a 52 familias en este asentamiento. Foto Kaloian Santos Cabrera
Según un relevamiento del colectivo Tinta Verde, el agua alcanzó entre 1,30 y 1,50 metros y afectó a 52 familias en este asentamiento. Foto Kaloian Santos Cabrera

 

Según informaron con preocupación desde el Proyecto de Extensión “Educación y Acceso a Derechos en el barrio Las Quintas” de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de La Plata, que realiza en el barrio qom talleres para niños, niñas, jóvenes y adultos, los pobladores “por el momento sólo han recibido información imprecisa y parcial”. Agregan que “estas familias no han sido censadas ni han recibido información sobre su inclusión en alguno de los planes que se han presentado públicamente. Sin embargo, las obras continúan avanzando sobre sus hogares”.

“Frente al correr de las semanas y el progreso de la obra sobre las viviendas, desde el Proyecto de Extensión nos acercamos al Ministerio de Infraestructura y solicitamos una reunión para transmitir la preocupación de los vecinos y pedir la realización de una mesa de trabajo en el barrio que proporcione información sobre la obra y las consecuencias sobre las viviendas y el hábitat. Ni la mesa de trabajo con todos los vecinos afectados ni la información llegaron”, manifestaron desde el Proyecto que dirige Ángela Oyhandy.

Sin respuestas, a fines de noviembre pasado desde el Proyecto se convocó a una reunión a la que asistieron todos los vecinos que viven sobre el arroyo, en la cual se acordó que es fundamental acceder a información oficial sobre el alcance de las obras y corroborar que sea tenida en cuenta la situación de toda la comunidad. Días después se juntaron a firmar una nota en la que se le solicitó al Ministerio de Infraestructura, que conduce Alejandro Arlía, información sobre el alcance de las obras y el destino de las familias. Según informaron, tampoco obtuvieron una respuesta.

“Sin dudas se trata de obras necesarias para la ciudad, pero es fundamental que las mismas no avancen afectando los derechos de los y las vecinos más pobres de la ciudad —opinaron desde el Proyecto universitario—. Hasta la fecha se ha vulnerado el derecho a la información sobre el destino de la propia vivienda y el hábitat. Estas familias son parte de una comunidad qom que han migrado juntas desde el Chaco y que organizan su vida de forma colectiva, como pueblos originarios tienen derechos que deben ser respetados”.

Tras la inundación de abril de 2013, hace casi dos años, el gobierno de la provincia de Buenos Aires anunció que relocalizaría a las familias que viven a la vera del arroyo Del Gato, el principal receptor de los desagües pluviales del casco urbano de la ciudad, para avanzar con las obras de infraestructura necesarias para adecuar el arroyo. En ese momento, el intendente Pablo Bruera aseguró que se haría un censo “urgente” para toda la población afectada que debiera ser relocalizada. Visualización sobre el plan de obra, y su estado actual publicada en el sitio BA-datos.

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X