“No juguemos al teléfono descompuesto: nos están confundiendo”

La Dirección de Personas Desaparecidas ruega responsabilidad y seriedad. Es la otra dependencia febril, además de la morgue, por estas horas. Confirman que siguen recibiendo llamados y chequeando datos. Y aseguran que no están buscando a chicos pero no descartan que haya nenes desaparecidos y algún fallecido. La DDI sigue sosteniendo que los rastrillajes por los nenes de 13 y 94 son negativos.

Por Redacción Otros Círculos

“De reunión en reunión” para coordinar estrategias, chequear datos y actualizar casos, y atajando un bombardeo de llamados en las dos sedes, el equipo de la Dirección de Personas Desaparecidas del Ministerio de Justicia y Seguridad es un hervidero por estas horas. No pueden dar cifras de cuántos desaparecidos están buscando, pero sobre todo, no les parece pertinente. Saben que es todo muy fluctuante -que la mayoría de los denunciados reaparece-, están desbordados y encima reciben “chistes”.

Naturalmente, están al tanto de los trascendidos sobre desaparecidos (llamados, tráfico explosivo en las redes sociales) e intentan esclarecerlos, por eso piden con urgencia que los medios lleven un mensaje de responsabilidad y serenidad. “Es una locura. Hay personas realmente desaparecidas, un joven que falleció electrocutado, es para tomarlo en serio, es un sacudón grande, y algunos difunden cosas que no corresponden y hasta hacen chistes”, dicen, con referencia a una “joda” que circuló por Facebook: “Un grupo de chicos publicó la foto de un amigo y los familiares se enloquecieron —resumen desde la sede de calle 55—. Estamos jugando como los locos. A los desaparecidos verdaderos los estamos buscando. Trabajando en serio”.
El resto, está claro, los aliena y les quita tiempo: “No juguemos al teléfono descompuesto: nos están confundiendo”, ruegan.

Aún no funciona el teléfono de la Dirección de Menores Desaparecidos (Secretaría de Derechos Humanos), como en muchas dependencias públicas de la capital bonaerense (durante el día del viernes no funcionaron los teléfonos de toda la Torre II). Por estas deficiencias en las comunicaciones, por el desborde de la coyuntura y por desinformación, todo está confluyendo en Personas Desaparecidas, que por el marco legal sólo se debería abocar a adultos. Desde allí, en un clima de muchísima actividad, los empleados —“enloquecidos, cansados, pero orgullosos de poder ayudar y también ocupándonos de nuestras familias”— insisten: casi no están manejando búsquedas de menores por el momento, pero “es probable que haya chicos desaparecidos, por el arroyo. Y algún fallecido. Pero no sabemos nada ni quiénes”.

Con referencia al trascendido de un grupo de entre 5 y 10 chicos que estarían desaparecidos y buscados por la zona de 13 y 94, respondieron que está haciendo el seguimiento el 911, que están al tanto del rumor pero no tienen datos. La fuente es “una señora que se acercó a colaborar al comedor de 13 y 94”. En la DDI de La Plata afirman que “se hicieron rastrillajes con resultado negativo” y “es una falsa alarma”.

Por otro lado, Personas Desaparecidas informa que es una falsa alarma el caso de un nene de 8 años que se estaba difundiendo como desaparecido por las redes y llegó hasta el ministerio de seguridad. “Es una confusión. Es una mamá que había ido a buscar agua. Lo estaban dando por desaparecido”, afirman.
Y agregan que en la Copa de leche de 13 y 94 necesitan con urgencia insulina y que a partir del alud de casos que por estas horas pasan por la Dirección, lo que evidentemente se está necesitando en todos lados es agua mineral, camionetas para repartos y difusión de medidas de higiene para el agua que se ingiera.

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *