Lo posible está en danza

El 5 de mayo se estrena en La Plata una prometedora obra de danza contemporánea donde el hecho artístico y el trabajo con chicos sin oportunidades confluyen en “posibilidades de todos los tipos y formas”. Los posibles, del grupo Km 29, es una coreografía potente cuyo elenco integran adolescentes de un Centro de Día de González Catán y ahora integra la programación oficial del Centro Experimental Contemporáneo del Teatro Argentino de La Plata. Su estreno es inédito.

Por Josefina López Mac Kenzie

Juan Onofri Barbato, el joven director de la puesta, se puso a trabajar como voluntario en el centro de día Casa Joven La Salle, de González Catán, partido de La Matanza, al sentirse “saturado por los modelos endogámicos que propone” el circuito porteño de la danza contemporánea. Decidió formar un grupo de trabajo integrado por 11 personas: jóvenes de G. Catán, bailarín, doble de riesgo, músico, asistente-productora e iluminador-escenógrafo, y un espacio para entrenarse: el Teatro del Perro, montado por él en un barrio de la Ciudad de Buenos Aires, con la meta de adentrarse en la acción y la investigación en artes escénicas. Así arrancó por esta ruta que combina la formación de jóvenes, la creación y la conexión de realidades y espacios disímiles: La Matanza, Buenos Aires, La Plata.

Su propuesta de entrenamiento físico y danza de nivel inicial para adolescentes sin experiencia surge del deseo de “mover algo en ellos y en mí”, cuenta Onofri, que pondrá en escena, en pocos días, el despliegue de baile y vigor de: Alejandro Alvarenga, Alfonso Barón, Daniel Leguizamón, Jonathan Carrasco, Jonathan Da Rosa, Lucas Araujo y Pablo Kun Castro. Ellos, que le ponen el cuerpo a Los posibles, vienen imbuidos de géneros y ritmos como la cumbia villera, el rap, el reggaetón, el hip hop y el rock. Onofri recoge ese caudal y lo condimenta con rasgos y técnicas de la danza clásica, la contemporánea y el street dance. Y presenta esta obra potente.

El grupo se llama “Km 29” por “un paraje en la ruta nacional 3 que conecta la Capital Federal y varias zonas de la provincia de Bs. As. −explica el coreógrafo cipolleño de 27 años, autor de puestas reconocidas en festivales del país y del ámbito internacional−. Para nosotros es punto encuentro, partida y divergencia; nos resulta difícil evitarlo, porque vincula lo que a priori son dos extremos incompatibles, y en ellos vivimos los integrantes del grupo. Es el espacio entre una cosa y la otra, ahí caben nuestras experiencias, prejuicios, vulnerabilidades, y expectativas. Es un no lugar, un aeropuerto de chapa que atravesamos para encontrarnos cada vez −describe−: La ocupación de este espacio resulta una incitación a la duda y un cachetazo a la conquista de certezas. Hasta el momento…”.

“Nos entrenamos en Capital y Provincia viajando obstinadamente, con hallazgos en cada extremo, volviendo al movimiento en su potencia pura, nuestra fuerza motora absoluta −contiúa Onofri−. Hoy encontramos una sustancia que nos ocupa, nos desvela. Su crudeza lo invierte todo. Nos desarticula el pensamiento y consigue que nuestro recorrido se re-inicie, haciendo que los preconceptos de como se crea una obra pierdan sentido, que lo bello resulte un desdén y que las incertidumbres marquen el ritmo”.

Oportunidades

La mayoría de los intérpretes de Los posibles son pibes cuya cotidianidad sabe de marginación, abuso policial, “portación de cara”, falta de oportunidad laboral. Esto, a primera vista un obstáculo, fue en cambio una usina creativa y permitió que Km29 se consolidara como un grupo que interpela, a la vez que crea obras, algunos modelos de producción y mecanismos del trabajo social. Los chicos toman varios medios de transporte para poder llegar hasta La Plata a entrenarse para el estreno y vale la pena, porque este proyecto aporta alternativas para pensar en posibilidades laborales reales y dignas.

Onofri destacó en diálogo con La Pulseada los cambios que imprime en los jóvenes este proceso de entrenamiento, de exhibición del cuerpo, de conversión de la energía en producto artístico. “Muchísimas cosas cambiaron, pero es muy impresionante cómo dominan el escenario, la comodidad con la que se mueven, la tranquilidad que manejan. Una especie de sabiduría escénica inexplicable”, describió.

Estos chicos concurren a Casa Joven, el mismo centro de día que Maxi, “el poeta maldito de Dorrego”, cuyo proyecto de escritura dio a conocer La Pulseada en abril; además, varios pudieron participar también de los talleres de Cine en Movimiento, una asociación que realiza talleres de cine y video para jóvenes de sectores populares en nuestro país.

Sobre el significado de este original estreno, el coreógrafo Juan Onofri Barbato concluyó: “Es la confirmación de un deseo que parecía irrealizable, para mí y para la mayoría con quien lo compartía. Hoy es una realidad y hemos logrado trabajar en condiciones muy dignas, con el apoyo de colegas, amigos y muchos artistas interesados en el proyecto, y claro, el apoyo absoluto de la sala TACEC del Teatro Argentino de La Plata”.

Los posibles se estrena el 5 de mayo a las 9 de la noche en la sala del Centro de Experimentación y Creación del Teatro Argentino de La Plata (51 entre 9 y 10). Habrá funciones también los días 5, 6, 7, 8, 10, 11, 12 y 13 de mayo. La entrada cuesta $10

Aquí, un adelanto de Los posibles.

 

FICHA TECNICA

Intérpretes:

Alejandro Alvarenga

Alfonso Barón

Daniel Leguizamón

Jonathan Carrasco

Jonathan Da Rosa

Lucas Araujo

Pablo Kun Castro

 

Coreografía: Grupo Km 29.

Música original e interpretación: Ramiro Cairo.

Iluminación y escenografía: Matías Sendón.

Fotos: Sebastian Arpesella.

Asistencia General: Marina Sarmiento.

Producción: Sarmiento, Sendón, Onofri.

 

Dirección general: Juan Onofri Barbato

Publicaciones Relacionadas

2 Comments

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X