El Diego y los otros

Nota principal: Los granjeros de Cajade

Fernando Tosetti es una de esas personas que siempre tiene presente a quienes le dieron una mano: Roberto Zungry, Eduardo Riera, Soledad Sibetti, Dardo y Sebastián Acuña, Juan y Pablo Mancuso, padres, tíos, primos, hermanos, Miguelito Cabrera, Marita Romero, Amancay Álvarez… Y siguen las firmas.

Es agradecido, memorioso, leal, fiel: “Mi amigo Julio Catriel, mi mejor amigo, un tipazo, laburaba desde los 14 años. Lamentablemente se murió: le quisieron robar, le pegaron un tiro y lo mataron. Íbamos a ver a Maradona a todos lados. Siempre me dijo, en la época en que casi ni se hablaba de tatuajes: ‘el día que Maradona sea técnico de la selección Argentina, nos hacemos un tatuaje de Maradona’. Y a mí no me hacías un tatuaje o me ponías un arito en ningún lado. Estaba en contra de eso. Después que murió y que Maradona llegó a ser técnico, tenía pánico, pero me lo hice… me falta una hora para terminarlo, pero tengo al Diego en la espalda. ¿Sabés lo que me dolió? Nunca más un tatuaje”.

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *