DVD: Los descendientes

Dirección: Alexander Payne

Estados Unidos, 2011

114 minutos 

Alexander Payne está entre los pocos directores hollywoodenses de hoy capaces de ofrecer todavía filmes interesantes. Lo probó con esa entrañable comedia que fue Entre copas o con ese ácido retrato del vacío existencial del (norte)americano logrado con Las desventuras del Sr. Schmidt (donde, con tonos menos lúgubres que los del también notable Aronofsky de Réquiem por un sueño, supo dejar en claro que el american dream ha derivado para muchos en pesadilla). Los descendientes, adaptación al cine de una novela de Kaui Hart Hemmings, cuenta que los paraísos vacacionales bien pueden albergar infiernos. El protagonista, Matt King, abogado que desciende de las familias colonizadoras de Hawai, debe afrontar de golpe una serie de situaciones críticas: su esposa queda en coma después de un accidente; tiene que hacerse cargo de sus dos hijas, de 10 y 17 años, convertidas en extrañas para él; debe enfrentar la revelación de que esa mujer agonizante e imposibilitada de escucharlo le ha sido infiel y tiene que decidir como apoderado de su clan sobre una venta de tierras que significaría tanto ingresos millonarios como el repudio de una comunidad local harta de negocios inmobiliarios que rompen el equilibrio natural de las islas. George Clooney, como el atribulado Matt, consigue quizás la mejor actuación de su carrera. En los demás roles -sobre todo en el de la hija mayor, encarnada por Shailene Woodley- también hay grandes interpretaciones. En definitiva, Los descendientes es -pese a ciertos giros algo forzados del guión, como la posición final de Matt respecto de la transacción de los terrenos- un producto digno del talentoso cineasta que le puso su firma.

Carlos Gassmann

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *