América Latina Poderosa

A fines de julio La Pulseada viajó a la Cumbre de Base, el 2° Foro Latinoamericano de La Poderosa, una organización surgida hace 14 años en la villa Zavaleta que hoy se expande en un centenar de asambleas distribuidas en 12 países del continente. Un adelanto de nuestra cobertura.

Por Martina Dominella
Fotos: Cobertura colaborativa del Foro

Ahora más que nunca, te invitamos, te cebamos, te convocamos a participar de nuestra próxima cumbre de base, pase lo que pase, miles de voces articuladas mediante organizaciones hermanadas en la región, para un foro sin intelectuales de salón, ni publicistas, ni financistas, acogido por los principales movimientos sociales de Brasil”. La convocatoria llegó a la redacción de La Pulseada y allá fuimos, al encuentro de compañeros y compañeras de 96 asambleas barriales de La Poderosa de Argentina, México, Ecuador, Perú, Uruguay, Chile, Bolivia, Colombia, Paraguay, Venezuela, Cuba.

El mismo día que en La Plata marchamos a un año de la desaparición de Johana Ramallo y en CABA contra el avance de las Fuerzas Armadas sobre la seguridad interior, salimos en caravana hacia Porto Alegre, a esta Cumbre de Base: el 2° Foro Latinoamericano de La Poderosa.

Compartimos tres días de intercambio y debate sobre integración latinoamericana, comunicación comunitaria, presencia de las fuerzas de seguridad en los territorios, feminismo villero, violencia institucional, economía social, derecho a la tierra. El objetivo fue establecer una plataforma común de organización popular “que pueda burlar la trampa de la dinámica electoral y la dinámica representativa”, que se piense a largo plazo y que dialogue con propuestas partidarias de los respectivos países.

La proyección es que esa plataforma sirva para un llamamiento urgente a las estructuras partidarias para la máxima unidad posible de cara a la inmediatez y urgencias del continente. Y en este marco, elaborar un programa de lucha de la base “con nuestra agenda, nuestras prioridades, nuestra palabra, nuestra emergencia”.

El encuentro comenzó con una marcha por las calles de Porto Alegre, el día que Marielle Franco –feminista, favelada, lesbiana, negra y concejala del PSOL asesinada en marzo en Río de Janeiro– cumpliría 39 años. Los gritos de Fora Temer, Marielle vive, Lula libre se fundieron con los pedidos de justicia por Santiago Maldonado, Rafael Nahuel, los 43 de Ayotzinapa, Berta Cáceres y otros tantos nombres traídos desde distintos rincones del continente. En esa movilización, Mónica Tereza Benicio, compañera de Marielle, expresó: “Yo estoy acá porque ese era el sentimiento de Marielle, una sociedad más justa e igualitaria era por la que luchaba y  creía, porque la gente está luchando y la gente va a seguir luchando, eso es lo que hoy es la revolución. Sigamos en la lucha compañeros, por una  América Latina unificada, libre, sin patriarcado, sin machismo, sin racismo, sin lgtbfobia, vamos juntos en la lucha”.

En la edición web de La Pulseada se publica la cobertura de este foro que fue un grito latinoamericano, popular, villero, de base y poderoso que ya está en expansión.

Publicaciones Relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X